Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
Prensa
Descargar comunicado de prensa

19 de junio de 2008
Para su difusión


EXPOSICIÓN TEMPORARIA
La era de la discrepancia
Arte y cultura visual en México 1968 – 1997
Del 20 de junio al 11 de agosto de 2008
Curadores: Olivier Debroise, Pilar García de Germenos, Cuauhtémoc Medina y Álvaro Vázquez Mantecón.
Sala 5 (2º piso), sala 3 (1º piso) y terraza.

Una exposición creada y organizada en colaboración con MUCA Campus y la Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Inauguración: jueves 19 de junio a las 19:00
Pre-inauguración especial para prensa: jueves 19 de junio a las 17:30


Malba – Fundación Costantini inaugura la exposición La era de la discrepancia. Arte y cultura visual en México 1968 – 1997. Se trata de la primera revisión histórica, académica y crítica de las búsquedas artísticas que se produjeron en México en los márgenes de la cultura oficial y dominante, desde el movimiento estudiantil del ‘68 hasta la crisis del efecto Tequila en los ‘90.

Se destacan diversos momentos en los que artistas de distintas generaciones y horizontes culturales se plantearon transformar formal o políticamente el sentido de producir arte.

La exposición incluye una selección de aproximadamente 170 obras entre afiches, documentos, fotografías, videos, films, pinturas, objetos y esculturas, creados por más de 100 artistas, que presentan un nuevo relato del arte contemporáneo en México. “Son artistas en desacuerdo con los usos tradicionales del arte y autocríticos de sus propias prácticas, que interpelan la legitimidad de los soportes tradicionales, las funciones históricas del arte y los abusos de la iconografía”, explican los curadores.

Exhibida en el Museo Universitario de Ciencias y Artes (MUCA Campus) de la UNAM, entre febrero y noviembre de 2007, la exposición se divide en nueve secciones: Salón Independiente; Movimiento Pánico; Sistemas; Márgenes conceptuales; Estrategias Urbanas; Insurgencias; La identidad como utopía; La expulsión del paraíso, e Intemperie.

Aparecen aquí las muestras del Salón Independiente; formas de contracultura como los cómics y films de Alejandro Jodorowsky (dramaturgo, actor y cineasta chileno que vivió en México entre 1961 y 1973, y una vez más en 1977); el replanteo del “geometrismo mexicano” basado en el estructuralismo francés, el desarrollo de la fotografía política contemporánea; la participación de artistas mexicanos en el Fluxus británico, además de lo folklórico y el rock como formas de disidencia juvenil, las batallas pictóricas de los años 80 en torno a temas de género y sexualidad, y la emergencia de una variante neoconceptual en los ‘90.

Éstas prácticas se analizan en un período particularmente significativo de la historia mexicana, las últimas fases del régimen del PRI, enmarcadas por un lado, por el Movimiento Estudiantil de 1968 -brutalmente cercenado diez días antes de la inauguración de la XIX Juegos Olímpicos- y, por otro, por la crisis política y social de mediados de los noventa, que culminó con el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en el estado de Chiapas en enero de 1994, y por el cataclismo social de 1995, cuyas consecuencias fueron mundialmente conocidas como “efecto Tequila”.

En este contexto, la exposición opera como “activación y socialización de la memoria”. El objetivo es reconstituir esta historia perdida y convocar las obras e historias expulsadas de la cultura nacional mexicana; las producciones y los instrumentos de difusión creados por los propios artistas, críticos y curadores, que proyectaron sus discrepancias, afirmándolas como promesas de cambio cultural y político.

El título está inspirado en la expresión del rector de la UNAM Javier Barros Sierra que, a meses de concluir su rectorado en 1970, exclamó: “¡Viva la discrepancia!”. En palabras de Olivier Debroise y Cuauhtémoc Medina, curadores de la muestra: “La frase era la más apropiada para describir una era donde, a pesar del desprecio del establishment, los productores culturales optaron por el disenso creativo con una intensidad difícilmente comparable a la de otros sectores de la cultura”.


1968 en México
La era de la discrepancia se inicia en 1968. México se preparaba para ser sede de los primeros Juegos Olímpicos realizados por un país “subdesarrollado”. Mientras tanto, en las calles se gestaba el movimiento estudiantil y un grupo de artistas plásticos, en disconformidad con las actividades culturales pautadas por los organizadores, decidieron efectuar exposiciones artísticas independientes de los criterios oficiales.

A la vez, la producción contemporánea comenzó a ser sistemáticamente desdeñada por el coleccionismo público en México. El Estado dejó de coleccionar y retiró del debate público toda la producción post años 50. Los salones anuales o bienales, creados en 1957, fueron hasta fines de los ’80 el único mecanismo de adquisición de obras contemporáneas.

El movimiento estudiantil y la masacre de octubre en Tlatelolco precipitaron un cambio en las dinámicas artísticas: la crisis cultural que se produce a partir de allí marca la emergencia de una tendencia a las agrupaciones artísticas, la única forma de sobrevivir en un clima hostil, intolerante y represivo. Con el grupo Arte Otro y la fundación del Salón Independiente, como organización de oposición al aparato cultural del régimen (que traslada al campo artístico los mecanismos de toma de decisiones y de autogestión del movimiento estudiantil), se abre una multiplicidad de colectivos artísticos independientes que definirían en gran medida el final del siglo XX.


1990 y la escena internacional
A mediados de 1990, se hizo evidente que el “arte mexicano” ya no podría estar confinado en los estrechos límites de “lo nacional”. Las costumbres de representación habían sido desbordadas y las obras producidas en los primeros años de la década no habían sido domesticadas para servir a los intereses del Estado-Nación.

“La adopción de prácticas no tradicionales derivaba de una duda general acerca de qué podía ser artísticamente posible en un país periférico, cuyas genealogías culturales y construcciones históricas ya no servían para comprender un presente que se imbricaba con el mainstream”, escriben Debroise y Medina en el texto “Genealogía de una exposición”, presente en el catálogo de la muestra.

En el contexto de la globalización de los años 90, los discursos críticos y las condiciones de mercado dejaban claro que los centros hegemónicos habían entrado en crisis. Uno de los aspectos más importantes de ese cambio fue la manera en que los artistas empezaron a operar y fueron invitados a trabajar fuera de México sin la precondición (inevitable en otro momento) de una visibilidad local y la anuencia de las autoridades culturales del país. En este sentido, se pueden mencionar a Gabriel Orozco, Miguel Calderón, Francis Alÿs, Maruch Sántiz, entre otros artistas.

Quedaba claro que “la inserción en el territorio globalizado involucraría una renegociación de las genealogías periféricas, y una revisión de nuestra historia. Involucrados como estábamos en intentos de recomposición de la escena artística local desde posturas de independencia y oposición, [...] nos vimos forzados a dar explicaciones y a contribuir en la construcción de las mitologías en torno a un ‘movimiento’ que parecía haber surgido de la nada y de un día para otro”.

Como muchos de los artistas en los comienzos de los ‘90, los curadores también querían marcar la mayor distancia posible frente a lo que denominan “el caudillismo cultural local”, y utilizaron referencias de una historia del arte internacional para comprender la creación del momento: Duchamp, Beuys, Klein, Smithson, Morris, y latinoamericanos como Clark u Oiticica.

Frente a esta ausencia de relato histórico, “La era de la discrepancia pretende construir una narrativa (discontinua, selectiva y episódica, interdisciplinaria y múltiple) acerca de la forma en que diferentes oleadas culturales contribuyeron a la producción del arte en el pasado reciente”, concluyen.


Biografías de los curadores

Olivier Debroise (Jerusalén 1952- Ciudad de México, 2008)
Falleció el 6 de mayo de 2008, a los 56 años de edad. Escritor, cineasta, crítico de arte y curador, fue autor de tres novelas y numerosos ensayos y catálogos sobre arte. Como Curador de Colecciones de la Dirección General de Artes Visuales de la UNAM, formó la actual colección del Museo Universitario de Arte Contemporáneo, que este año abrirá sus puertas al público.

Pilar García de Germenos (Ciudad de México, 1964)
Estudió Historia del Arte en la Universidad Iberoamericana. Forma parte de Curare, Espacio Crítico para las Artes, y ha colaborado en numerosas exposiciones y publicaciones sobre arte mexicano del siglo XX.

Cuauhtémoc Medina (Ciudad de México, 1965)
Es Doctor en Historia del Arte por la Universidad de Essex. Actualmente es profesor-investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, y Curador de Arte Latinoamericano de la Tate Modern de Londres. Escribe la columna de crítica de arte del periódico Reforma.

Álvaro Vázquez Mantecón (Ciudad de México, 1967)
Es maestro en Historia por la Universidad Iberoamericana. Actualmente es profesor de tiempo completo en la Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco y profesor de asignatura en el Colegio de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.




Actividades de extensión cultural


1) Visitas guiadas
Miércoles, jueves y viernes a las 17:00.
Sábados y domingos a las 18:00.

Servicio de intérprete de Lengua de Señas Argentina (LSA) para sordos e hipoacúsicos. Informes y reservas: educacion@malba.org.ar | 4808 6541 | Mensaje de texto: 15 6464 8854.


2) Encuentro con el curador Cuauhtémoc Medina
Viernes 20 de junio a las 18:30. Sala 5 (2º piso). Entrada libre y gratuita.

Uno de los curadores de la exposición dialogará con el público sobre los lineamientos conceptuales de la muestra.


Encuentro cara a cara
3) Políticas de la discrepancia
A cargo de Ana Longoni y Fernando Davis.
Viernes 27 de junio a las 18:00. Sala 5 (2º piso). Entrada libre y gratuita.

La era de la discrepancia se inscribe en un mapa complejo y tenso de recuperaciones que vienen teniendo lugar en la última década de aquellas experiencias antiartísticas y contraculturales que eclosionaron en distintos puntos de América Latina (y del mundo) desde los años sesenta y setenta cuestionando radicalmente el estatuto moderno del arte y su posición en la sociedad. Su reciente reinscripción historiográfica y museal (y su devenir obra) reposiciona dichas prácticas en un territorio al que habían renunciado y denunciado, y puede ser leída desde políticas de la memoria o escrituras críticas de signos diversos.


Ana Longoni. Es escritora, docente e investigadora del CONICET. Doctora en Artes (UBA), es profesora de grado y posgrado en las Facultades de Filosofía y Letras y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, donde también dirige el grupo de investigación “Artes plásticas e izquierdas en la Argentina del siglo XX”. Entre otros trabajos, publicó en colaboración De los poetas malditos al video-clip (Buenos Aires, Cántaro, 1998); Del Di Tella a Tucumán Arde (Buenos Aires, El cielo por asalto, 2000); el estudio preliminar al libro de Oscar Masotta Revolución en el arte (Buenos Aires, Edhasa, 2004); uno de los capítulos de la antología editada por I. Katzenstein, Listen, Here, Now! (New York, MoMA, 2004). Además, Longoni formó parte del núcleo fundador del CeDInCI (Centro de Documentación e Investigación de la Cultura de Izquierdas en Argentina) y pertenece a los grupos editores de las revistas Ramona y Ojos crueles.


Fernando Davis. Es profesor de la Facultad de Bellas Artes de la UNLP y de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA. Investigador del Instituto de Historia del Arte Argentino y Americano (FBA-UNLP) y doctorando por la UNLP. Se desempeña como curador independiente.





Mesa redonda
4) Algunas reflexiones sobre la producción artística y la escritura de la historia

Miércoles 2 de julio 18:30. Auditorio. Entrada libre y gratuita
Participan: Magdalena Jitrik, Rubén Ortiz Torres y Valeria González

Los artistas Magdalena Jitrik (Argentina) y Rubén Ortiz Torres (México) junto a Valeria González reflexionarán acerca de La era de la discrepancia y la disyuntiva de si una muestra como ésta puede plantear un modelo o posibilidad de curaduría que implica la narración de un periodo histórico, tomando a la producción artística como testimonio y memoria social.

Magdalena Jitrik. Realizó sus estudios de Artes Visuales en la UNAM entre 1984–1987 y de Artes en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Entre 1991 y 1993 obtuvo las becas Kuitca y de la Fundación Antorchas. Entre sus exposiciones individuales se cuentan Revueltas, Centro Cultural Borges (1997); Desobediencia, Galería del Rojas (1999); Ensayo de un Museo Libertario, Federación Libertaria Argentina (2000); Socialista, Galería Dabbah-Torrejón (2001), Fondo de Huelga, Oficina Proyectista (2007). Entre las muestra colectivas, L'abstraction et ses territoires, Centre Régional d'Art Contemporain; Le 19, Montbéliard, Francia (1998); Más allá de la geometría, Museo Nacional de Bellas Artes (1998); Filles indignes de l’art concret, Espace de l’Art Concret, Mouans-Sartoux, Francia (2001); Trueque, Museo Castagnino, Rosario (2002); L’Histoire Dechirée, Le 19, Montbéliard (2003); Ansia y Devoción, Fundación Proa; Contemporáneo 4, Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (2004); Individual-Collectif, Galerie du Bain Douches, Marsella (2005); Cinco años, Galería Dabbah – Torrejón; ¿Quiénes eran? Museo de la Memoria, La Plata; 2D, Centro Cultural de España, Rosario.

Valeria González. Es Licenciada en Historia del Arte (UBA). Desde 1997 trabaja como docente de arte contemporáneo (UBA, IUNA, UNTREF). Es investigadora UBACYT, y el área de su especialidad es la fotografía. Ha publicado numerosos artículos en diversos medios especializados, así como capítulos de libros y catálogos de exposición. Es miembro de la Asociación Argentina de Críticos de Arte (AACA). Desde 1998 es colaboradora de la sección Artes Plásticas del diario Página 12. Trabaja en el programa "Encuentros Regionales de Producción y Análisis para artistas visuales" de la Fundación Antorchas. Desde 1996 se desempeña como curadora independiente. Sus participaciones más recientes en jurados de artes visuales incluyen las Becas Nacionales del Fondo Nacional de las Artes (2006), el Premio Petrobras (2006), “Proyecto Red” y “Barrio Joven” de la Fundacion ArteBA (2004/ 2005) y el Premio OSDE de Artes Visuales (2005).

Rubén Ortiz Torres (México, 1964). Comenzó su carrera como fotógrafo, grabador y pintor a principios de los años 80. Recibió un master en 1992 del Instituto de Artes de California. Es considerado como uno de los artistas más reconocidos dentro del arte contemporáneo en México. En los últimos diez años produjo un vasto repertorio de obras: de series fotográficas, series de ready mades alterados, films, videos (algunos en 3D), grandes video instalaciones, pinturas de gran formato, esculturas, fotocollages, entre otros. Expuso muestras individuales en Estados Unidos, Europa, Australia, Nueva Zelanda y Canadá. Obtuvo premios de la Fundación Andrea Frank, Foundations for Contemporary Performance Art en Estados Unidos, Fundación Louis Comfort Tiffany, del Banff Center for the Arts y de la Fullbright Foundation. Vive en Los Ángeles desde 1990.


Encuentro cara a cara
5) México por asalto…
A cargo de Roberto Amigo.
Miércoles 16 de julio 18:30. Salas de exposición. Entrada libre y gratuita

Un recorrido por las salas de La era de la discrepancia, deteniéndose en aquellos objetos que permitan construir un relato desde fuera de México. A la cita de la proclama del ‘68 de Javier Barros Sierra –que titula la muestra– le superponemos otra del artista argentino Juan Pablo Renzi de 1970: “Es una piedra que devolvemos como una parte de la realidad”.

Roberto Amigo. Investigador docente del IDH-UNGS y de FFyL-UBA. Ha publicado numerosos ensayos sobre arte sudamericano del siglo XIX y XX. Recientemente fue curador de Imágenes sitiadas (Museo Blanes, Montevideo, 2007) y Las armas de la pintura (MNBA, 2008).


Encuentro cara a cara
6) Arte en el Cono Sur: memoria crítica y miopía analítica de la historiografía cultural
A cargo de Gabriel Peluffo y Gabriel Buntinx
Viernes 25 de julio 18:00. Sala 5 (2º piso). Entrada libre y gratuita

El debate se centrará en torno a las posibilidades metodológicas de una historiografía del arte y la cultura en los últimos treinta años de América Latina, teniendo en cuenta la heterogeneidad sub-regional de los procesos políticos y sociales, la discontinuidad en la reproducción de las memorias colectivas introducida por las dictaduras militares, la diversidad de prácticas culturales urbanas marcada fundamentalmente por la licuefacción de la dimensión temporal en las generaciones más jóvenes, y, finalmente, la miopía analítica del historiador que forma parte de esos procesos.

Gabriel Peluffo Linari (1946). Es arquitecto graduado en la Universidad de la República de Uruguay e investigador en historia del arte nacional y latinoamericano. Fue becado por la John Simon Guggenheim Foundation en 1995 y participó como becario de la Fundación Rockefeller en grupos de conferencia (1994 a 2003) sobre Nuevos tópicos para una historia del arte latinoamericano (UNAM, México). En Uruguay, recibió el Premio del Ministerio de Educación y Cultura en la categoría Ensayo (1996 y 2001). En 2004 fue designado Académico de Número de la Academia Nacional de Letras de Montevideo. Desde 1992 es director del Museo Municipal de Bellas Artes Juan Manuel Blanes. Entre sus publicaciones se cuentan El paisaje a través del arte en el Uruguay (1994) e Historia de la pintura uruguaya (1999), junto a diversos ensayos publicados en libros de historia y crítica cultural (entre ellos, Identidad uruguaya: ¿mito, crisis o afirmación?, y los dos tomos de Historias de la vida privada en el Uruguay), a los que se suman artículos teóricos y análisis de arte contemporáneo en catálogos de exposiciones, revistas especializadas, y en otros libros extranjeros que recopilan ponencias de seminarios.

Gustavo Buntinx (1957). Es egresado de la Universidad de Harvard y ha enseñado en la Universidad de San Marcos (UNMSM), Lima, así como en los postgrados de las Universidades de Buenos Aires (UBA), México (UNAM) y São Paulo (USP). Ha realizado exposiciones y publicaciones en diversos países sobre arte contemporáneo, con varias incursiones significativas en la plástica colonial y republicana. Entre los libros de su autoría se cuentan los catálogos de las retrospectivas de Moico Yaker (Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, 1996); Mario Urteaga (Museo de Arte de Lima, 2003, en colaboración con Luis Eduardo Wuffarden); Carlos Enrique Polanco (Instituto Cultural Peruano Norteamericano, Lima, 2004), y el taller E.P.S. Huayco (Centro Cultural de España, Museo de Arte de Lima, 2004-2005). Es coeditor del libro Museum Frictions: Public Cultures / Global Transformations (Duke University Press, 2006), y actúa como “chofer” (conductor) de MICROMUSEO (“al fondo hay sitio”), una experiencia museológica alternativa que reúne la colección más importante existente del arte crítico peruano. El proyecto fue recientemente expuesto en el “Encuentro entre dos Mares”, Bienal de São Paulo-Valencia, dando lugar a la publicación del libro Lo impuro y lo contaminado.


Programación sujeta a modificaciones.




Con el patrocinio de
Secretaría de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos Mexicanos
Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA - México)
Embajada de México en la Argentina


Esta exposición es presentada por CLARO. Medio asociado Revista Ñ
Y cuenta con el apoyo de Radio Mitre | TN | Escorihuela Gascón | Knauf | CraveroLanis


Gracias por su difusión. Contacto de prensa: Guadalupe Requena | María Molteno. T +54 (11) 4808 6507 | F +54 (11) 4808 6599 | grequena@malba.org.ar | prensa@malba.org.ar *Contamos con imágenes en alta definición.

Malba – Fundación Costantini | Avda. Figueroa Alcorta 3415 | C1425CLA | Buenos Aires, Argentina | T +54 (11) 4808 6500 | F +54 (11) 4808 6598/99 | info@malba.org.ar | www.malba.org.ar