Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
Prensa


Exposición temporaria
Joaquín Torres-García.
Aladdin. Juguetes transformables
Curadores: Jimena Perera y Alejandro Díaz, Museo Torres García de Montevideo, Uruguay.

Del 31 de agosto al 5 de noviembre de 2007
Inauguración: jueves 30 de agosto de 2007
Pre-inauguración especial para prensa: jueves 30 de agosto a las 17:00



El próximo jueves 30 de agosto, Malba inaugura la exposición Joaquín Torres-García. Aladdin. Juguetes transformables, producida por el Museo Torres García de Montevideo, Uruguay. Curada por Jimena Perera y Alejandro Díaz, la muestra reúne un conjunto de juguetes en madera pintada, bocetos, documentos de época, y un pequeño teatro, con escenografías, que el artista creó para narrar historias a sus propios hijos.

La creación de juguetes constituye uno de los capítulos más interesantes en la vida de Torres-García (Montevideo, 1874-1949), un artista clave de la vanguardia latinoamericana e internacional que, además, se desempeñó como teórico y pedagogo, buscando establecer un diálogo entre el arte y la infancia a través de formas, líneas, colores y movimiento.

A partir de 1907, Torres-García dicta clases de plástica en Mont d’Or, un centro de educación progresista en Barcelona. Esta experiencia, sumada a la observación de sus propios hijos, lo lleva a la invención de juguetes que estimularan la creatividad de los chicos. “Voy a meter toda mi pintura en los juguetes; lo que hacen los niños me interesa más que nada; voy a jugar con ellos”, afirmaba.

En 1917 conoce al pintor uruguayo Rafael Barradas, personaje clave en su vida, pues será el catalizador de su evolución artística hacia la abstracción. En ese momento, Torres-García expone composiciones vibracionistas junto a Barradas y comienza a crear sus primeros juguetes de madera pintada, como un modo de ganarse la vida con algo artístico y, a la vez, comercial. En oposición al juguete típico, frágil e antihigiénico, crea objetos de un material noble y natural, la madera; juguetes desarmables y adaptables que sirvieran a la necesidad didáctica de investigación psicológica y motriz del niño.

“Lo importante es mantener el espíritu despierto, vibrante. Y esto hay que conseguirlo ocupándose en divinas cosas inútiles. Imita a los niños: juega. Jugar es realizar algo de acuerdo con nuestra personal tendencia. Obrar de dentro afuera, con libertad, que es manifestar el orden”, relata Torres-García en Historia de mi vida, autobiografía escrita en tercera persona (1934, Editorial Paidós, Barcelona, 1990).

Formalmente, emprende su producción en Barcelona en 1918, donde constituye la Sociedad del Juguete Desmontable junto a Francisco Ramblà, fabricante e industrial catalán. Allí realiza varias exposiciones de juguetes y presenta la patente de su “invención para un sistema de balancines para movimientos oscilantes y de traslación”, que genera el avance de los caballitos de balancines.



En julio de 1922, Torres-García se traslada a Italia con la idea de continuar la realización de juguetes y exportarlos bajo la marca “Aladdin Toys”. Y firma contrato en 1924 con Aladdin Toys Co. de Nueva York, para crear una fábrica. Mientras tanto, en Europa -asociado al artista holandés Bueno de Mesquita, residente en Florencia- trabaja en la exportación de juguetes a la casa holandesa Metz Co. y a otras filiales del continente.

Frecuenta entonces, los encuentros conducidos por Piet Mondrian, en el cual se forja el principal núcleo del futuro grupo Cercle et Carré (Cículo y Cuadrado), promotor de la primera exposición de arte constructivista y abstracto en 1930, y de una revista del grupo -que más adelante, en 1936, tendrá su homónima en el Uruguay-.

Luego de más de dos años de trabajo en Italia, decide mudarse al sur de Francia donde al poco tiempo se entera que un incendio había destruido los almacenes de la compañía Aladdin Toys Co., en Estados Unidos, con toda la producción de juguetes.

En 1926 viaja a París, donde la prioridad vuelve a ser la pintura. Éstos fueron años fundamentales en su evolución como artista; allí se vincula con los principales exponentes de las vanguardias; promueve agrupaciones de artistas, realiza publicaciones y formula su Universalismo Constructivo. Sin embargo, los juguetes -realizados artesanalmente- siguen presentes como una forma de sostén económico; incluso, en muchos casos, precedieron a la creación de obras de mayor formato, apreciados como piezas de arte por su originalidad y lenguaje estético.

En 1932, Torres-García abandona París por la crisis económica y se instala en Madrid, creando en 1933 el Grupo Constructivo. Un año y medio después, con 60 años de edad, decide regresar a su Montevideo natal junto a su familia, impulsado por la idea de fundar una Escuela de Arte Constructivo. Los juguetes ya están lejos del centro de su atención. Sin embargo, este capítulo de su vida termina en Montevideo, con una exposición en el Museo de San José del Carmen.


Biografía

Joaquín Torres-García (Montevideo, Uruguay, 1874–1949) es uno de los artistas contemporáneos más sublimes, quien aportó una nueva dimensión a la construcción de un lenguaje moderno y americano, constituyéndose en un actor clave dentro de la vanguardia latinoamericana.
En 1891, con 17 años, Torres-García viaja a Europa junto a su familia, instalándose primero en Mataró, para luego afincarse en Barcelona, donde ingresa en la Escuela de Bellas Artes. En 1893 se matricula en el Cercle Artístic de Sant Lluc. En los años siguientes publica varios dibujos en el periódico La Vanguardia con el nombre de Quim Torras, y en las revistas Iris, Barcelona cómica y La Saeta.
Desde 1901 comienza a pintar al fresco, atraído por la atemporalidad que se desprendía de las obras antiguas. Empieza a trabajar en el campo de la decoración; en la remodelación que el arquitecto catalán Antoni Gaudí realiza en la Catedral de Palma, cuya construcción se lleva a cabo en los talleres de las obras de la Sagrada Familia, en Barcelona. Consigue los primeros encargos de decoración mural: en la capilla del Santísimo Sacramento de la iglesia de Sant Agustí de Barcelona y también la decoración mural del ábside de la Iglesia de la Divina Pastora en Sarrià.
El periodista argentino Roberto Payró le proporciona el encargo de dos grandes paneles para la decoración del pabellón de Uruguay en la exposición Universal de 1910 en Bruselas. Su trabajo entusiasma y gana adeptos, continuando su trabajo en el antiguo palacio de la Generalidad de Cataluña y la decoración mural del Salón de Sant Jordi. En 1913 publica su primer libro: Notes sobre Art.
En esos años se lanza a una nueva actividad: la fabricación de juguetes. En 1919 conoce y frecuenta a personajes como Jaume Brossa o Joan Miró, y vuelve a d¡ctar clases de dibujo y pintura.
En 1926, Torres-García parte con su familia a París, donde toma contacto con la vanguardia local.




Expone su obra en diferentes galerías y su arte empieza a ser más reconocido. Desde allí embarcan
a Nueva York, ciudad en la cual conoce a españoles como Rafael Sala, Joan Agell y Claudio Orejuela; a Max Weber, a los pintores Joseph Stella, Karfunkle y Marcel Duchamp y al matrimonio Tawsend, que lo contactan con la Society of Independents Artists, fundada por Katherine Dreier, Marcel Duchamp y Man Ray. Ante la falta de ingresos, decide volver a Europa –más precisamente, a Italia-, para dedicarse nuevamente al negocio de los juguetes, fundando la Aladdin Toy Company.
En 1934, regresa a Montevideo con su familia. En 1938, Torres-García empieza a mostrarse influenciado por el arte precolombino e indígena, como se ve en su obra Monumento Cósmico Constructivo del Parque Rodó de Montevideo, una de las obras de mayor relevancia del Universalismo constructivo.
En 1943, luego de una intensa tarea docente, Torres-García funda el Taller que lleva su nombre, compuesto por jóvenes artistas, y un año después se publica Universalismo constructivo, libro que resume su ideario estético. También en el 44’, el artista recibe el Premio Nacional de Pintura. En 1945 recomienza a circular la revista Removedor, un periódico editado por el Taller.
El 8 de agosto de 1949, Joaquín Torres-García fallece en Montevideo. El taller continúa en funcionamiento, dirigido por algunos de los alumnos más destacados.

Torres-García, hasta hoy
Se han celebrado exposiciones póstumas de su obra en el Instituto de Arte Moderno de Buenos Aires (1951); en el Musée d'Art Modern de la Ville de París (1955); en el Stedlijk Museum, Amsterdam (1961) y en la Comisión Nacional de Bellas Artes, Montevideo (1962). En 1971 y 1972, una retrospectiva itinerante en la National Gallery de Otawa, Canadá; en el Salomon Guggenheim Museum de Nueva York y en el Providence Museum of Art; en la Hayward Gallery de Londres (1985).
En 1991, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid (MNCARS) realizó una retrospectiva: La Escuela del Sur: el Taller Torres-García y su legado. También ese año, el Intitute of Contemporary Art de Amsterdam organizó The Antagonistic Link: Joaquín Torres-García – Theo Van Doesburg, resaltando el papel protagónico de Torres-García en la abstracción geométrica europea. La Bienal de San Pablo de 1994 le dedicó al artista uruguayo una sala especial de la sección histórica. Sus obras integraron, además, la muestra Heterotopías, también en el MNCARS (2000-2001), y el Musée d’Art Moderne et Contemporain de Estrasburgo realizó en 2002 una exposición dedicada a su obra constructiva.

Actividades relacionadas a la exposición:

1) Visitas guiadas
Lunes, miércoles y domingos a las 16:45.


2) Encuentros cara a cara

- Pasión objetante. Por Ana Alvarado
Jueves 27 de septiembre a las 18:00. Sala 3 (1º piso).

Una reflexión sobre el mundo de los objetos y el atractivo que han ejercido y ejercen hoy sobre algunos artistas. Se repasará el camino que el objeto ha transitado en el teatro en general y en el teatro de títeres, en particular.

Ana Alvarado es Licenciada en Artes Visuales. Intérprete, directora y autora de teatro, es docente de Teatro de Objetos y Dirección Teatral. Desde 1987, trabaja en forma continuada en la actividad teatral y pertenece al grupo de titiriteros del Teatro General San Martín de la Ciudad de Buenos Aires. Fue fundadora e integra el grupo El Periférico de Objetos. En forma individual o grupal ha obtenido, entre otros, los premios Fondo Nacional de las Artes, Konex, ACE, Pepino el 88, Teatro del Mundo, Teatro XXI, Ollantay. Ha participado en numerosos festivales de teatro y de títeres en Europa, Oceanía y América. Sus obras para niños se han editado en diversas antologías y la editorial Atuel publicó sus obras completas. Es docente del IUNA en la carrera de Dirección y coordina, además, su propio taller.



- Juegos y juguetes. Un panorama histórico. Por Pablo Medina
Jueves 18 de octubre a las 18:00. Sala 3 (1º piso).

En diálogo con la producción de juguetes transformables de Torres-García, este encuentro propone un recorrido histórico sobre los juegos y juguetes en nuestro país y en América Latina. En Argentina, los juegos se remontan a las fiestas populares en las plazas de las ciudades coloniales. Luego, durante los primeros años de la independencia, los juegos adquieren un carácter más social. El circo, el teatro de títeres, la magia y otros juegos sociales surgen a partir de 1850. La calesita nació en la Argentina en 1867 y el Teatro de juguete en 1880.


Pablo Luciano Medina es Maestro normal nacional, investigador y creador de la asociación civil La Nube, Infancia y Cultura. Es especialista en literatura infantil–juvenil, juegos, juguetes y títeres, temas a los que ha dedicado su vida, produciendo textos, charlas y cursos. Ha participado como asesor en varios proyectos ligados a la infancia a nivel nacional e internacional. Entre sus libros publicados se destacan Javier Villafañe. Antología. Obras y recopilaciones, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1990; Lorca, Un andaluz en Buenos Aires. 1933 - 1934, Ediciones Manrique Zago-León Goldstein, 1999, y Buenos Aires en Calesita (de próxima aparición).


Esta exposición es presentada por Personal
y cuenta con el apoyo de Knauf | Bodega Navarro Correas | CraveroLanis

Gracias por su difusión. Contacto de prensa: Elizabeth Imas / Guadalupe Requena. T +54 (11) 4808 6507/6520 | F +54 (11) 4808 6599 | eimas@malba.org.ar | grequena@malba.org.ar |*Contamos con imágenes en alta definición.

Malba – Fundación Costantini | Avda. Figueroa Alcorta 3415 | C1425CLA | Buenos Aires, Argentina | T +54 (11) 4808 6500 | F +54 (11) 4808 6598/99 | info@malba.org.ar | www.malba.org.ar