Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
Prensa

14 de junio de 2007
Para difusión inmediata


Exposición temporaria
60’ / 80’ arte argentino
Obras de la colección, comodatos y préstamos

Del 15 de junio al 13 de agosto de 2007
Inauguración: jueves 14 de junio a las 19:00

Pre-inauguración especial para prensa: jueves 14 de junio a las 17:30


El próximo jueves 14 de junio, Malba inaugura 60’ / 80’ arte argentino. Obras de la colección, comodatos y préstamos, una exposición presentada por Banco Galicia, que reúne una selección de 70 obras, centrada en el período comprendido entre los años 60 y 80 en la Argentina, que muestra el cambio de lo moderno a lo contemporáneo en el país.

La exposición incluye pinturas, objetos, instalaciones y fotografías de León Ferrari, Antonio Berni, Alberto Greco, Jorge de la Vega, Oscar Bony, Liliana Porter, Luis Fernando Benedit, Rogelio Polesello, Nicolás García Uriburu, Alberto Heredia, Alejandro Puente, Aldo Paparella, Emilio Renart, Antonio Seguí, Margarita Paksa, David Lamelas, Víctor Magariños D., Víctor Grippo, Guillermo Kuitca, Alfredo Prior, Duilio Pierri, Marcia Schvartz, Alejandro Kuropatwa, Santiago García Sáenz, entre otros.

También se incluye la obra Dibujo Nº2, de Emilio Renart, reciente adquisición de Malba en el contexto de arteBA 2007.

La muestra se organiza por décadas: los 60’ y la crisis de la pintura: la obra de arte se desmaterializa y se manifiesta en múltiples formatos. Con los 70’ llega el terrorismo de Estado, y las artes visuales proponen acciones individuales y colectivas, formales e informales, firmadas y anónimas. En los 80’ regresa la pintura, pero marcada por la historia y la nueva realidad.


Los años sesenta
A principios de la década, críticos y teóricos de todo el mundo anunciaban “la muerte de la pintura”. Entraba en crisis la tradición cultural que había elegido a la pintura como madre indiscutida de las bellas artes desde el siglo XVIIIs. Era el fin de lo “artísticamente correcto”. La obra de arte dejaba de parecerse a una obra de arte; podía presentarse en cualquier lugar y elegir formatos y materiales.

Se multiplican los happenings, ambientaciones, instalaciones y perfomances; collages, pinturas y esculturas se transforman en assemblages, bricolages y objetos, y nace el video arte; se difuminan los límites entre artes plásticas, música, moda, teatro, publicidad, diseño industrial y medios masivos. Los artistas cruzan saberes: psicoanálisis, semiología, antropología cultural, lingüística, estructuralismo. “Desde los cincuenta –señala Marcelo Pacheco, curador de la exposición- se renovaban los lenguajes: informalismo, neodada, cinetismo, figuración crítica, arte destructivo, vivo




dito, neofiguración, arte pop, variaciones de lo geométrico, arte de los medios, minimalismo y conceptualismo. La “obra de arte” se materializaba o desmaterializaba en textos, gestos, situaciones, procesos, cosas e ideas, y se “exhibía” en museos, galerías, instituciones privadas, premios y espacios públicos. Los artistas utilizaban las
novedades del cambio de época, al mismo tiempo que sus prácticas se convertían en estrategias de lucha y resistencia cultural y políticas. Postmodernidad, capitalismo postindustrial, globalización y tecnologías de la comunicación, comenzaban a edificar un nuevo orden mundial.”

En 1968, frente a la clausura policial de una obra expuesta en el Instituto Di Tella, un grupo numeroso de los artistas centrales de la década dece exiliarse o abandonar el trabajo artístico. Era el momento de fijar posiciones y asumir compromisos no sólo en el terreno del arte sino en el campo de lo social.


Los setenta: entre el desencanto y el caos
La década del 70’ comienza marcada por las tensiones políticas, con un enfrentamiento entre ideas y proyectos de país radicalmente opuestos. En 1976, otro golpe militar impone el terrorismo de estado sobre la Argentina; el mundo del arte, como toda la sociedad, comienza a sufrir las desapariciones forzadas, el exilio, la censura y la violencia.

En diez años, desde el informalismo y hasta el arte conceptual, las transformaciones en la dinámica del campo cultural, en el concepto de “obra de arte” y en la experiencia estética ofrecida al público, habían inaugurado un sistema nuevo de relaciones, funciones y posiciones: habían surgido mecanismos de producción, circulación, visibilidad y comercialización inéditos, y requisitos para la participación del espectador hasta entonces desconocidos; se habían renovado técnicas, contenidos, objetivos y recursos.

“Durante la década -continúa Pacheco-, las poéticas artísticas funcionaron aceleradas, cambiantes e incluso simultáneas. Las artes visuales proponían acciones individuales y colectivas, formales e informales, oficiales y marginales, firmadas y anónimas. Los modelos de trabajo y exposición cruzaban géneros, iconografías y narraciones que desencadenaban en los espectadores amplios procesos dadores de significados.” Entre las obras convivían piezas únicas y originales con el uso de técnicas de reproducción mecánica tales como el grabado, la fotografía, la serigrafía, la fotocopia y la fabricación en serie de objetos artísticos y bienes utilitarios. Los artistas ensayaban estilos entre el hiperrealismo, la figuración crítica, la abstracción y el conceptualismo.


La pintura se vuelve vital. Los ochenta
Un grupo de jóvenes reabre en los ochenta el tema de la “muerte de la pintura”. En poco tiempo, se repite infinitamente la imagen de pintores en sus talleres desplegando telas, pinceles y témperas. El retorno de la pintura fue bautizado con nombres diferentes aunque complementarios: “pintura salvaje” para los alemanes, “mala pintura” para los norteamericanos, “transvanguardia” para los italianos, “nueva imagen” para los argentinos, “neofiguración expresionista”, para la mayoría de los latinos.



Regresaba la pintura, pero marcada por la historia y la contemporaneidad: el gran tamaño de los soportes recordaba telones escénicos; el uso de títulos nombrando cuadros y series hacía fluir cadenas de sentidos y asociaciones; la libertad del arte contemporáneo autorizaba citas, apropiaciones y modelos tomados del cine, la literatura, la música, la danza, la arquitectura, la filosofía, el psicoanálisis, los estudios de género y, también, referencias biográficas de los propios artistas.

Las imágenes actuaban en sintonía con el nuevo paradigma de época: la inestabilidad de la verdad entre el simulacro y el montaje, el fin de las grandes narrativas culturales, la fragmentación, extensión y simultaneidad de las dimensiones espacio y tiempo.


Actividades vinculadas a la exposición

Acompañarán a la muestra diferentes actividades culturales:

1) Encuentros cara a cara

- Inicios y derivas del conceptualismo argentino. Por Ana Longoni
Jueves 21 de junio a las 18:00. Sala 5 (2º piso)

Conceptualismo no se entiende aquí como el nombre de una tendencia sino como la denominación de un giro radical y definitivo en la producción y la idea misma de arte, "una manera de pensar" la relación del arte con la sociedad. A partir de la puesta en contexto de algunas obras de los artistas presentes en la exposición (Greco, Ferrari, Bony, Paksa, Lamelas, Grippo) y su diálogo con otros nombres (Carreira, Masotta, Jacoby, Escari, Costa, Vigo, entre otros), se rastrean los rasgos específicos que distinguen al primer conceptualismo argentino: la abierta y radical condición política, la ruptura con el espacio de exhibición institucional, y los intentos de inscribirse en circuitos de comunicación de masas, apostando a generar condiciones de recepción colectiva que exceden el público de elite habitual del circuito
artístico.

Ana Longoni es escritora, docente e investigadora del CONICET. Doctora en Artes (UBA), es profesora de grado y posgrado en las facultades de Filosofía y Letras y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, adonde también dirige el grupo de investigación “Artes plásticas e izquierdas en la Argentina del siglo XX”. Publicó, entre otros trabajos, los libros escritos en colaboración De los poetas malditos al video-clip (Buenos Aires, Cántaro, 1998), Del Di Tella a Tucumán Arde (Buenos Aires, El cielo por asalto, 2000), el estudio preliminar al libro de Oscar Masotta, Revolución en el arte (Buenos Aires, Edhasa, 2004), uno de los capítulos de la antología editada por I. Katzenstein, Listen, Here, Now! Argentine Art of the sixties: Writings of the Avant-Garde (New York, MoMA, 2004), “El deshabituador”, texto monográfico sobre Ricardo
Carreira (en: Viviana Usuabiaga y Ana Longoni, Arte y Literatura, FIAAR-Telefónica, Buenos Aires, 2006) y Traiciones (Buenos Aires, Norma, 2007). Está en prensa el volumen colectivo editado por ella, El Siluetazo (Buenos Aires, Adriana Hidalgo). Longoni fue parte del núcleo fundador del CeDInCI (Centro de Documentación e Investigación de la Cultura de Izquierdas en Argentina). Forma parte de los grupos editores de las revistas Ramona y Ojos crueles. Su obra de teatro “La Chira” se estrenó en 2004 dirigida por Ana Alvarado. En mayo de 2006 se estrenó bajo su dirección “Árboles”, obra de su autoría.




- Los años 70-80. La palabra encubierta. Por María Teresa Constantín.
Jueves 5 de julio a las 18:00. Sala 5 (2º piso)

En un período atravesado por la confrontación política y la pérdida del estado de derecho, el abordaje de la obra León Ferrari, Antonio Seguí, Marcia Schvartz, Guillermo Kuitca y Duilio Pierri, entre otros, se propone como un territorio para indagar los modos en que el campo artístico reaccionó frente a las nuevas circunstancias históricas.

María Teresa Constantín es crítica e Historiadora del arte. Egresada de la Escuela del Museo Louvre, ha trabajado en museos de Francia, España y Argentina. Es miembro de la Comisión Directiva del CAIA (Centro Argentino de Investigadores de Arte). Tiene publicados numerosos ensayos y artículos especializados. Es coautora de: Carlos Gorriarena. Fundación Mundo Nuevo, Buenos Aires, 2005 y Los Surrealistas, Longseller, Buenos Aires, 2005. En 2006 realiza la curaduría de las muestras Cuerpo y Materia. Arte Argentino entre 1976 y 1985, en el espacio Imago de la Fundación OSDE, y Carlos Gorriarena. Dibujo libre, en la Casa de la Cultura del Fondo Nacional de las Artes. Ha sido jurado en diferentes premios a las artes visuales.


2) Curso

Arte argentino 60-80: rupturas y reecuentros. Por María José Herrera.
Docentes invitadas: Mariana Marchesi y Viviana Usubiaga.
Sábados 16, 23, 30 de junio y 7 de julio a las 11:00. Costo: $60. Auditorio. Inscripción: personalmente en Malba. Se entregarán certificados de asistencia.


Se rompe con las tradiciones. Aún así, éstas se superponen de manera que nunca el reencuentro se produce sin que se capitalice la experiencia vivida. Así ocurrió con las artes en la Argentina en las prolíficas y problemáticas décadas que van de los años sesenta hasta fines de los ochenta. Distintas circunstancias históricas y sociales impactaron sobre las prácticas artísticas definiendo tendencias, búsquedas y rechazos.

La experimentación con nuevos medios, lenguajes y soportes caracterizó a los sesenta, donde todo parecía posible y la renovación, la ruptura, eran el canon para todas las cosas. En los setenta un amplio panorama había quedado planteado. Sobre él, los artistas actuaron ejerciendo la crítica o desarrollando ideas que la premura de la década anterior había postergado momentáneamente. Un arte efímero, inmaterial, involucrado con la denuncia social, coexistió con la revalorización de la tradición del dibujo y la pintura figurativa. Los años de la dictadura dejaron su dramática huella también en la interrupción de desarrollos creativos y su posibilidad de expresión sin censura. Para cuando retorna la democracia, se producen reencuentros. Propulsados por el entusiasmo de un nuevo comienzo, la historia personal y colectiva fue el punto de partida para una práctica artística que retoma el vitalismo y se enorgullece de ser ecléctica. Los años ochenta establecieron sus propias rupturas pero, al igual que los setenta, heredaron y desarrollaron un paradigma conceptualista que se planteó en la experimentación de los años sesenta.




La década del 60’
La experimentación como paradigma de la época. Los nuevos lenguajes, soportes y espacios. El arte y los medios de comunicación. Vanguardia artística y vanguardia política.

La década del 70’
Las innovaciones planteadas en la práctica artística desencadenaron diversas poéticas abarcando un amplio espectro entre el conceptualismo y la tradición figurativa; entre la pura experimentación plástica y los discursos críticos.
La transición de la vanguardia entre los 60’ y los 70’. Los espacios públicos como ámbitos de protesta y experimentación plástica. Conceptualismo crítico. Experimentación y nuevas tecnologías. Cruces con el conceptualismo. Replanteos del discurso plástico frente a la censura. Figuración y realismos. Las poéticas del exilio.

La década del 80’
La materialidad conceptual y expresiva en la pintura argentina de los ochenta. Imágenes inestables en la postdictadura: entre la vitalidad y el duelo. Apropiación de variados modelos simbólicos en la representación pictórica. El legado de Antonio Berni y las influencias internacionalistas. Redefiniciones de los discursos críticos en la postmodernidad. La cultura subterránea y los cruces entre las prácticas artísticas.


María José Herrera es Licenciada en Artes por la Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Jefe del Departamento de Investigación y Curaduría del Museo Nacional de Bellas Artes, lideró la curaduría de las salas permanentes de arte argentino del siglo XIX y XX y arte precolombino andino. Obtuvo becas de investigación del Fondo Nacional de las Artes (1994), Fundación Rockfeller (1996), Fundación Antorchas (1997, 2002) y Lampadia (2000). Especialista en arte argentino contemporáneo y estudios de museos, ha publicado artículos en medios académicos y periodísticos. Asimism, es miembro de la Asociación Argentina de Críticos de arte.

Mariana Marchesi es Licenciada en Artes y Doctoranda en Historia del Arte (UBA), en donde desarrolla investigaciones vinculadas al arte argentino en los años setenta. Actualmente es becaria de formación de posgrado del CONICET e investigadora del Instituto de Teoría e Historia del Arte “Julio E. Payró” (UBA). Miembro del Centro Argentino de Investigadores de Arte (CAIA), fue curadora (en colaboración con Verónica Tell) de la exposición “110 años. El museo en imágenes” en el MNBA, donde se desempeña en diversos proyectos desde 1997. Sus investigaciones sobre arte argentino contemporáneo se han difundido a través de distintas publicaciones y congresos locales e internacionales.

Viviana Usubiaga es Licenciada y Profesora de Historia del Arte graduada en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) y doctoranda en la misma casa de estudio. Técnica en Restauración egresada del IUNA, es becaria de formación de posgrado del CONICET (2000-2005) e integrante de equipos de investigación sobre historia del arte argentino y latinoamericano (Instituto de Teoría e Historia del Arte “Julio E. Payró”, FFyL-UBA y ANPCyT). Corresponsal de LatinArt.com, ha realizado proyectos curatoriales en forma independiente. Obtuvo el 2º Premio FIAAR: “Arte y literatura en la Argentina del siglo XX” (2005).









3) Encuentros con artistas

- Lunes 2 de julio a las 18:00
Artistas invitados: Luis Fernando Benedit, Rogelio Polesello y Margarita Paksa Moderadora: Ana María Battistozzi


- Lunes 6 de agosto a las 17:00
Artistas invitados: Marcia Schvartz, Diulio Pierri y Alfredo Prior
Moderadora: Laura Batkis


4) Visitas guiadas

Lunes, miércoles, jueves y viernes a las 17:00. Sábados y domingos a las 18:00.

Programación sujeta a modificaciones.


Esta exposición es presentada por Banco Galicia
y cuenta con el apoyo de Revista Ñ | Knauf | Navarro Correas | CraveroLanis


Gracias por su difusión. Contacto de prensa: Elizabeth Imas / Guadalupe Requena. T +54 (11) 4808 6507/6520 | F +54 (11) 4808 6599 | eimas@malba.org.ar | grequena@malba.org.ar |*Contamos con imágenes en alta definición.

Malba – Fundación Costantini | Avda. Figueroa Alcorta 3415 | C1425CLA | Buenos Aires, Argentina | T +54 (11) 4808 6500 | F +54 (11) 4808 6598/99 | info@malba.org.ar | www.malba.org.ar