Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
Prensa
Descargar comunicado de prensa
Contemporáneo 24. Miguel Ángel Ríos 2001 - 2008
Del 21 de agosto al 26 de octubre. Sala 1 (planta baja)
Inauguración: jueves 20 de agosto a las 19:00

Malba – Fundación Costantini continúa con su programa Contemporáneo, dedicado al arte actual, local y regional. En esta nueva edición, se presentan tres videoinstalaciones del artista argentino Miguel Ángel Ríos (Catamarca, 1953), que desde mediados de los años 70 vive entre México y Nueva York.

Se incluyen los videos White Suit (Traje blanco, 2008), On the Edge (En el filo, 2005) y Neither Color, Nor Height (Ni el color, ni la estatura, 2001), con el popular fútbol de Pelé y Maradona. Todas piezas relacionadas con las tradiciones y el folklore de diferentes pueblos latinoamericanos, como metáforas del racismo, el poder y la violencia.

También se exhibe una selección de 15 dibujos y cuatro grandes fotografías, que muestran el proceso de producción de cada uno de sus videos. A su vez, durante el mes de septiembre, malba.cine proyectará en el auditorio el documental Fuego amigo, de Miguel Ángel Ríos, que registra el “detrás de escena” de su investigación sobre el juego de los trompos en el pueblo de Tepoztlan (México), fuente creativa de varios de sus trabajos.

Junto a la exposición, Malba editó un catálogo bilingüe español – inglés, de 96 páginas con ensayos críticos de Guillermo Gasió, Paulo Herkenhoff ("Pulsiones de trompos") y María Belén Saez de Ibarra ("Distopía").


On the Edge
Un conjunto de trompos blancos y negros son los protagonistas de la pieza On the Edge. Grabados desde el piso, parecen danzar numerosos y compactos, hasta que aparecen violentamente otros y la atmósfera se carga de violencia. “Su videoinstalación pasa de la condición de juguete a la protagonización de una tensa lucha política en torno de la territorialización. En On the edge, los trompos se diferencian por su color, en un juego mortal por la supremacía social”, escribe Paulo Herkenhoff en su ensayo del catálogo.

El punto de vista del video permite al observador estar dentro del juego, en el campo atacado. Ríos reclama del espectador una disponibilidad infantil para el juego y enseguida lo sorprende en un estado de concientización política.

Proyectado en dos pantallas sincronizadas, las imágenes de invasión y fuga refuerzan la idea de amenaza y ocupación. “Ríos comprende el impacto psíquico de las imágenes grandiosas sobre el espectador y su avance sobre él en pleno combate. Acorde con esta guerra cinemática, el poder de la imagen actúa como una forma de opresión visual”, afirma el investigador y agrega: “Para Rios, el video es una zona de litigio”.


Neither Color, Nor Height
En la videoinstalación Neither Color, Nor Height, Ríos vuelve a jugar: esta vez lo hace cambiando el color de las camisetas de los dos máximos héroes deportivos de Brasil y Argentina, Pelé y Maradona.


“Ríos se vale de dos grandes futbolistas para demostrar que ni la raza, ni el color, ni la estatura, ni la nacionalidad son más importantes que la inteligencia y la destreza”, sostiene Guillermo Gasió y señala que el color es un factor de constante atención en la obra del artista, ya que allí refleja de manera directa su sentimiento, su carácter apasionado.

En este video, Ríos también emplea el elemento sorpresa para dejar perplejo (fuera de juego) al espectador (a la hinchada). “Maradona y Pelé aparecen, en consecuencia, como metáforas de un diálogo mayor: el del artista con el contemplador. Más aún: el del artista actual en el altamente competitivo campeonato mundial del arte, donde no sólo pesa la calidad de un logro (una obra, un gol), sino también la nacionalidad y el género”, concluye Gasió.


White Suit
En la videoinstalación White Suit, vemos a un hombre vestido con un elegante traje blanco que realiza un baile con una boleadora en cada mano y se enfrenta a unos agresivos perros de la calle. La situación se vuelve tensa cuando el espectador descubre que las bolas que hacen percusión contra el suelo son de carne cruda.

“Aquí se escenifica una forma más sofisticada de poder que operaría en el derecho de `hacer vivir o dejar morir´, vinculada con el control de los alimentos en el marco del concepto de biopolítica”, explica María Belén Saez de Ibarra en el catálogo de la exposición.

Según Ibarra, la alegoría es redonda ya que a través de la metáfora del adiestramiento de los perros, vemos cómo se adiestra, se vigila, se utiliza y eventualmente se castiga a las poblaciones representadas en este grupo de perros.
El trabajo de Miguel Ángel Ríos está fundado en el estudio de las metáforas que suscitan ciertos juegos o performances culturales fuertemente arraigadas en las colectividades, en el pueblo. “Esto designa su interés por las formas como operan ciertos procesos culturales-políticos del poder, que generan nuestras formas de vivir en sociedad, pero siempre como alegorías de otros mecanismos menos inofensivos y no tan lúdicos”, reflexiona Ibarra.

Proyecciones

1. Neither Color, Nor Height, 2001 [Ni el color, ni la estatura]
Proyección de dos canales (díptico) sobre pared
Duración: 1:25 minutos, proyección en loop

2. On the Edge, 2005 [En el filo]
Proyección de dos canales (díptico) sobre pared
Duración: 4:23 minutos, proyección en loop

3. White Suit, 2008 [Traje blanco]
Proyección de dos canales (díptico) sobre pared
Duración: 3:16 minutos, proyección en loop

4. Documental “Fuego Amigo”, 2006 [Documentary “Friendly Fire”]
Proyección en DVD 4:3 de un solo canal sobre pared
Duración: 44:53 minutos
Proyectado en el auditorio de Malba - Fundación Costantini.



MIGUEL ÁNGEL RÍOS

Nació en 1943 en San José Norte, Santa María, provincia de Catamarca. Se trasladó a Buenos Aires en 1958, donde cursó estudios en la Escuela Manuel Belgrano y luego en la Escuela Prilidiano Pueyrredón, donde se graduó de Profesor de Artes Visuales, con especialización en Pintura. A partir de 1966, se dedicó a recorrer el Norte Argentino y dictó cursos en La Rioja, Salta y Tucumán, en la Universidad Nacional de Arte.
En 1976, como consecuencia de la situación política argentina y luego de haber estado detenido en Coordinación Federal, se exilia en EE.UU. y establece su estudio en Manhattan. El ambiente cultural de la gran ciudad impacta en su trabajo artístico. En 1978 viaja a México y descubre una realidad social, un espacio y una luz similares a los del Norte argentino. En 1979 viaja a Tokio, Japón, y al año siguiente concreta en la Galería Ueda su primera muestra individual importante: Así en la Tierra como en el Cielo, con una serie de pinturas realizadas en Nueva York. A partir de 1981 recorre México, hasta que en 1985 se establece en Oaxaca, donde produce su serie relacionada con la tierra. Luego se traslada a México DF y a partir de entonces alterna su actividad entre México y Nueva York.
En agosto de 1992 muestra por primera vez la instalación Huellas del Colonizaje, en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. En 1995-1996 la presenta en la II Bienal del Barro de América, en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imbert. A continuación, recorre durante un mes distintos lugares del Amazonas y, al regresar a su estudio de Nueva York, comienza a trabajar con mapas coloniales del continente americano, serie que llamará Crítica postcolonial a través de los mapas. En 1991, conmovido por las imágenes televisivas de la Guerra del Golfo, realiza trabajos con cartones y cajas de Fedex que recoge de la basura, con las que elabora su serie de mapas estratégicos. En 1994 participa en la muestra Mapping, curada por Rober Storr, en el Museo de Arte Moderno de Nueva York; y en Trade, Roots and Testimonies, curada por Marsha Tucker en el New Museum de la misma ciudad, donde exhibe un gigantesco mapa de kipus sobre lenguas y religiones de América.
Alrededor de 1998-1999, acentúa en sus trabajos la toma de consciencia hacia el arte político y trabaja sobre la identidad, el territorio y los conflictos de fronteras. Entre 1994 y 2000, participa con instalaciones monumentales en importantes exposiciones y bienales de arte como la VI Bienal de La Habana (1997) y la Bienal de Kwangju, Corea del Sur (2000). A partir de entonces, decide terminar con la serie de los mapas para comenzar a trabajar con ideas de video y de sonido. En 2001 produce el díptico videoinstalación Ni el color ni la estatura, a partir de imágenes filmadas de Pelé y Maradona. Luego comienza la investigación y las experiencias con plantas alucinógenas de Latinoamérica. Atraído por los juegos populares de Latinoamérica, realiza una gran serie de videos con proyecciones sincronizadas referida a metáforas sobre la violencia, la superpoblación y el territorio. La concluye con el documental Fuego amigo.
En el último lustro, las obras de Miguel Ángel Ríos se presentaron en numerosos e importantes espacios de arte del mundo. Actualmente, trabaja en nuevos proyectos de video y sonido: en Bogotá sobre el tejo, juego nacional de Colombia; y en los valles calchaquíes del Norte Argentino, sobre los sonidos del eco.

Actividades relacionadas con la exposición


1) Encuentro con el artista
Invitados especiales: María Belén Ibarra y Guillermo Gasió
Miércoles 2 de septiembre a las 18:30. Sala 5, 2º piso. Entrada libre y gratuita.


2) Proyección del documental “Fuego amigo” (2006), de Miguel Ángel Ríos
Jueves 3, 10, 17 y 24 de spetiembre a las 17:30. Auditorio. Entrada libre y gratuita.


Medio asociado: Ñ
Con el apoyo de Knauf | Escorihuela Gascón | Bloomberg

________________________________________
Gracias por su difusión. Contacto de prensa: Guadalupe Requena | T +54 (11) 4808 6507 | grequena@malba.org.ar | prensa@malba.org.ar

Malba – Fundación Costantini | Avda. Figueroa Alcorta 3415 | C1425CLA | Buenos Aires, Argentina | T +54 (11) 4808 6500 | F +54 (11) 4808 6598/99 | info@malba.org.ar | www.malba.org.ar | * Solicitar imágenes en alta definición.