Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
Exposiciones | Pasadas
 
 
Del 28 de marzo al 7 de julio de 2014
Contemporáneo 31. Lo contrario de la magia
Sala 1
Inauguración jueves 27 de marzo 19:00

Curador invitado: Lux Lindner
Artistas: Héctor Meana - Aimé Pastorino - Eduardo Santiere - Julián Terán - Leticia Obeid - Nuna Mangiante - Pablo La Padula - Rodolfo Marqués - Julián D’Angiolillo.

Edición 31 del programa Contemporáneo, dedicado al arte actual, local y regional. En esta ocasión, Malba convocó al dibujante Lux Lindner (Bs As, 1966) como curador, quien a su vez eligió a nueve artistas argentinos para exponer en torno a un problema: la relación arte-ciencia en la cultura contemporánea.

Se exhibe una selección de 20 piezas de Héctor Meana, Aimé Pastorino, Eduardo Santiere, Julián Terán, Leticia Obeid, Nuna Mangiante, Pablo La Padula, Rodolfo Marqués y Julián D’Angiolillo, todos artistas argentinos de distintas orientaciones y técnicas dentro del campo del dibujo contemporáneo.

“Uno de los motivos para organizar esta muestra es tirar cables a una comunidad (la científica) más amenazada de lo que se imagina -con la cual el arte como herramienta para comprender el mundo necesita interactuar de modo permanente– y, al mismo tiempo, sugerir que hay otros modos de conocimiento que la iluminación explosiva y otras vías de extracción que la impaciencia”, explica Lux Lindner.

La exposición propone un acercamiento a la producción reciente de artistas cuyos procesos de trabajo se alejan de los facilismos y promesas de inmediatez de la magia, y están más ligados a la paciencia y descomposición propias del método científico. Las aproximaciones son tan variadas como lo es el recorrido artístico de cada uno, aunque se ha buscado un predominio del dibujo.

El artista como mediador
Para Lux Lindner, el artista es el mediador ideal entre la magia y la ciencia, dos reinos separados. “Estamos en una época compleja, en la que la tentación de brutalizarse es fuerte. Entre la prolongada comodidad de los brujos y el pecho frío de científicos arrinconados y desnutridos debe haber algo que entregue nuevas herramientas a los actores del presente cercano y lejano”, sostiene.

El curador se pregunta:
- El Arte, ese pariente de la Ciencia con los botones siempre mal abrochados, ¿qué bocadillo que puede meter en todo lo que antecede? ¿Puede reintroducir una especie de unidad perdida entre los vericuetos de la especialización? Y simultáneamente, ¿puede deshacerse de la Magia y reconquistar a la Ciencia?

- ¿Es el Arte la más blanda de las ciencias duras, la más dura de las ciencias blandas o simplemente un polizonte que no encontró pareja en el Arca del Conocimiento y salta de jaula en jaula haciendo peligrar matrimonios en medio de la noche y la tormenta?

“La magia, que en el pasado nos ayudó a avanzar, no va a hacerlo en el futuro. Si sus respuestas siempre sospechosas lucen ahora demasiado bien, ha llegado tal vez el momento de mejorar las preguntas”, concluye Lindner.

Esta exposición es una primera aproximación a un trabajo que puede continuarse y profundizarse mediante colisiones regulares y programadas de mundos heterogéneos.


> Actividades relacionadas con la exposición