Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
Exposiciones | Pasadas
 
 
Del 14 de noviembre de 2003 al 3 de febrero de 2004
Jorge de la Vega. Obras 1961-1971

I) Nueva Figuración, Formas liberadas y Los Monstruos, 1961 - 1966. La muestra comienza con las obras neo-figurativas cercanas al informalismo más radical y realizadas dentro del grupo formado por De la Vega, Deira, Macció y Noé. Se trata de una corriente que explora el ámbito de figuras que surgen del trabajo mismo del pintor sobre el soporte del cuadro -combinaciones de colores, texturas y materiales- reaccionando contra el “buen gusto” dominante en el medio artístico y cultural porteño de la época.
De la Vega traspasa rápidamente, en 1962, los límites propios de la nueva figuración al proponer, en París, sus Formas liberadas, obras realizadas mediante la utilización de bastidores y telas quebrados intencionalmente. El artista marca con estas obras una ruptura (real y simbólica) con la pintura misma, y da un salto hacia el objeto. Fue su modo de afianzar la libertad característica fundamental del llamado “arte contemporáneo”.
Esta misma libertad da origen al núcleo clave del trabajo de Jorge de la Vega conocido como Los Monstruos o el Bestiario. Se trata de un importante conjunto de collages cada vez más extremos en sus materiales, en su repetición y multiplicación de formas, con una escena dominada por animales reales o imaginarios, como el gato y la esquizobestia. En la exposición se incluyen aproximadamente veinte de sus Monstruos, realizados entre 1963 y 1966.

II) Nueva York / Buenos Aires, entre la psicodelia, el pop, los blancos y negros y la canción, 1966 - 1971. Un conjunto importante de las pinturas, especialmente acrílicos sobre tela, y las obras sobre papel (collages, tintas, fibras, efasages, grabados) que muestran la transformación de su Bestiario en una nueva novela sobre hombres y mujeres modernos que habitan hogares confortables y viven las aventuras de los sixties entre el hippismo, los alucinógenos y la cultura beat. De la Vega realizó un cruce muy personal entre los códigos del pop y la nueva cultura visual de los medios masivos de comunicación como la televisión, la industria musical y la publicidad. El sector incluye las telas y papeles psicodélicos y sus trabajos en blancos y negros, así como el armado del Rompecabezas, exhibido en la Galería Carmen Waugh, en 1970, junto a un show en vivo cantando sus propias canciones.
La exposición incluye también la actividad de Jorge de la Vega como cantautor y protagonista de la llamada “Nueva Canción de Buenos Aires”. En este sentido, el artista insistió, a partir de 1968, en la relación de su pintura con sus canciones pensada en términos de un todo. Realizó sus últimas presentaciones en galerías de arte o escenarios teatrales combinando sus cuadros y música como parte de una nueva manera de comunicación más directa y masiva con el público. Durante el recorrido de esta última sección de la muestra se pueden ver, además, catálogos, afiches, partituras, invitaciones y programas de espectáculos, referidos a sus múltiples actividades como trovador, y escuchar su famoso disco El gusanito en persona, grabado en 1968.
Berni / De la Vega. Monstruos
En el marco de la exposición, también se presentará Berni / De la Vega. Monstruos, un encuentro entre ambos artistas. Las diferencias y los contactos de sus obras entre 1962 y 1966 son evidentes: inician el trabajo con materiales en desuso en la misma época y, aún con diferencias en sus intenciones e inventarios, participan de un mismo proceso de alejamiento de la pintura tradicional. Ambos utilizan el mundo de los materiales fabricados industrialmente, y descartados, para construir narrativas sobre la sociedad actual. Y también trabajan los dos, a mediados de los años 60, sobre el tema del monstruo y lo monstruoso.
En Berni se trata de un subconjunto de obras que dan cuenta de las pesadillas diurnas y nocturnas de su personaje Ramona Montiel, la prostituta que junto a Juanito Laguna, el chico de las villas miserias, le permiten desarrollar sus narraciones visuales, cercanas al folletín. En De la Vega, sus Monstruos o Bestiario corresponden a una serie de obras realizadas entre 1963 y 1966, donde la invención de imágenes monstruosas dan cuenta del propio desconcierto del pintor frente a la realidad.


> Actividades relacionadas con la exposición
Artistas subir

Jorge Luis de la Vega, artista autodidacta, nació en Buenos Aires el 27 de marzo de 1930 y murió, en la misma ciudad, el 26 de agosto de 1971. Fue pintor, dibujante, grabador, cantautor, docente, autor de historietas, diseñador gráfico y creativo de publicidad.


 


Su primer contacto con la pintura fue a través de su padre, pintor aficionado. A los catorce años concurrió a la Sociedad Estímulo de Bellas Artes. A los veinte años realizó su primera exposición individual. En los años cincuenta se destacó entre la llamada “nueva generación argentina” de pintores abstractos. A partir de 1960, formó parte del grupo Nueva Figuración. Vivió en París diez meses (1961/62) y casi dos años en Nueva York (1965/67). A partir de 1968 comenzó su carrera como cantautor.


 


1946


De este año data la primera pieza documentada en su catálogo de obras.


 


1947


Comienza a participar en exposiciones colectivas y salones oficiales de bellas artes con cuadros de flores, bodegones y retratos, ubicados en la línea de una figuración moderna.


 


1948


Comienza sus estudios de arquitectura en la Universidad de Buenos Aires. Carrera que no termina, aunque ejerce la docencia, en la misma facultad, hasta 1965 y trabaja como perspectivista hasta 1960.


 


1951


Primera exposición individual en las salas del Banco Municipal de la Ciudad de Buenos Aires.


 


1952


En la galería Plástica presenta su segunda muestra personal, por sugerencia de Manuel Mujica Láinez, uno de los críticos más influyentes del momento.


 


1953


Desde este año, junto a su pintura figurativa, realiza obras no figurativas de base geométrica, relacionadas con las experiencias internacionales de la abstracción racional y del arte óptico.


 


Participa en la muestra colectiva Nueva Generación Plástica Argentina organizada por Jacques Helft en sus salones de la calle Guido.


 


1956


Expone junto a Domingo Bucci y Josefina Miguens (Robirosa) en Galería Bonino.


 


1959


Luis Felipe Noé inaugura su primera muestra individual en Witcomb y se reencuentra con De la Vega, a quien había conocido a través de su hermana,  compañera de facultad de Jorge. Noé le presenta a Rómulo Macció. Conoce a Alberto Greco, uno de los introductores del informalismo en la Argentina y artista clave del momento.


 


1960


En este año inicia, junto a su producción abstracta, sus obras neofigurativas en las que la figura humana se impone como tema excluyente. Adopta de la experiencia del informalismo la importancia de la materia y los chorreados y la actitud de libertad frente al arte.


 


Formación del grupo Nueva Figuración, integrado por Macció, Ernesto Deira, Noé y De la Vega. Los cuatro comienzan a trabajar juntos, si bien no se reconocen aún como grupo orgánico. Hasta 1965, exponen en diversas oportunidades en conjunto y comparten talleres, discusiones y viajes.


 


Es invitado a participar en el Premio de Honor Ver y Estimar, presentado en la Galería Van Riel, y en la primera edición del Premio de Pintura Torcuato Di Tella,  presentado en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA). Es incluido en la Primera Exposición Internacional de Arte Moderno organizada por el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de Buenos Aires (MAM) y es seleccionado para participar en la exposición colectiva 150 años de Arte Argentino presentada en el MNBA. En diciembre participa, en la galería Lirolay, de la exposición colectiva 14 pintores de la Nueva Generación, organizada por Germaine Derbecq.


 


1961


Primera exposición del grupo en Galería Peuser. El título elegido para la muestra fue Otra Figuración y, respondiendo a una invitación abierta, también expusieron Carolina Muchnik y Sameer Makarius.


 


Participa nuevamente en los premios Di Tella y Ver y Estimar, y presenta una exposición individual en Galería Lirolay.


 


Los cuatro artistas viajan a Europa, radicándose en París, durante casi un año. Deira y Macció becados por el Fondo Nacional de las Artes y Noé con una Beca del gobierno francés. De la Vega paga el viaje con sus ahorros.


 


1962


Realiza sus Formas liberadas o Imágenes liberadas, experiencias de ruptura del soporte tradicional de la pintura, trabajando los bastidores quebrados en el espacio tridimensional. Participa con una de sus Formas liberadas en la Exposition d’ Art Latino-American inaugurada en el Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris.


 


Al regresar de Europa, el grupo reaparece en Buenos Aires con una exposición de dibujos en la galería Lirolay. En octubre y noviembre realizan dos muestras consecutivas en Bonino. En la segunda, De la Vega expone sus Formas liberadas.


 


1963


Comienza su serie conocida como “Los Monstruos” o el “Bestiario”, que se extiende hasta 1966. La serie está compuesta por collages, en general de gran tamaño.


 


En junio, realiza su primer viaje a los Estados Unidos para la inauguración de una exposición individual en la Pan-American Union en Washington DC.


 


Se concreta una muestra del grupo en el MNBA con presentación de Jorge Romero Brest. Es invitado a participar en el Premio Nacional de Pintura del Di Tella, en la nueva sede de la institución en la calle Florida. Noé obtiene el Primer Premio Nacional y Macció el Primer Premio Internacional.


 


El grupo expone en la Galería Bonino de Río de Janeiro. Muestra de importante proyección histórica en el contexto de la plástica carioca que se afirma con una segunda exposición realizada en 1965.


 


Durante todo el año es seleccionado individualmente o junto al grupo Nueva Figuración para participar en varias exposiciones en ciudades como Montevideo, Lima, Madrid, Santiago de Chile y París.


 


1964


Realiza la serie de sus seis Conflictos anamórficos utilizando el recurso de falsas perspectivas oblicuas (anamorfosis) desarrollado en la pintura europea del siglo XVII en el contexto del arte barroco.


 


En el mes de septiembre es invitado a participar, por cuarta y última vez, en el Premio Nacional Instituto Torcuato Di Tella. Participa, en Córdoba, en la II Bienal Americana de Arte, organizada y patrocinada por las Industrias Kaiser. Inaugura una exposición individual en Galería Bonino. Un texto de Michel Tapié, dedicado al artista, sirve como prólogo en el catálogo.


 


El crítico Lawrence Alloway lo invita a participar junto a los demás integrantes del grupo en el IV Guggenheim International Award en Nueva York. Es incluido en la exposición Nievwe Realisten organizada por el Gemeent Museum de La Haya y que itinera por Viena, Berlín y Bruselas. Es invitado al Carnegie Institute International Award en la ciudad de Pittsburgh. Con el grupo es seleccionado para la muestra New Art of Argentina inaugurada en el Walker Art Center de Minneapolis y presentada en distintas ciudades de los Estados Unidos.


 


1965


En junio se realiza una exposición del grupo en el Museu de Arte Moderna do Rio de Janeiro. Afirmación de la influencia de la neofiguración argentina en el ambiente artístico carioca.


 


Interviene en la muestra Noé + Experiencias colectivas, inaugurada en el MAM. Obtiene el Premio de Dibujo Galería Bonino, organizado en el mes de julio como parte de los festejos de la galería al cumplir doscientas exposiciones. Se trata del primer premio de su carrera. En septiembre tiene lugar la muestra del grupo en Galería Bonino. Los cuatro artistas deciden presentar una única obra de gran tamaño cada uno. De la Vega participa con su instalación Mesa de cuatro patas, conocida luego como La nigromante.


Participa en la exposición colectiva The Emergent Decade Latin American Painters and Paintings in the 1960’s, organizada por la Cornell University y el Solomon Guggenheim Museum de Nueva York. El itinerario de la muestra incluye Dallas, Ottawa, Nueva York, Illinois, Massachussets y Sarasota.


 


Último año de la actividad del grupo Nueva Figuración. Macció se va a Europa, Noé a Nueva York, y Deira y De la Vega van como profesores invitados a la Cornell University (Ithaca, Nueva York). Para financiar su viaje a los Estados Unidos, De la Vega obtiene una beca de la Comisión Fullbright de Intercambio. Reside en los Estados Unidos durante casi dos años, alternando su estadía en la Cornell University con frecuentes viajes a Nueva York.


 


1966


Una serie de acrílicos de pequeño tamaño va construyendo su nuevo mundo iconográfico. Aparecen los primeros trabajos psicodélicos con la introducción de figuras de hombres y mujeres deformadas en espejos cóncavos planos. Recurre a encuadres y sintaxis procedentes de medios como la fotografía, el cine, la historieta, la publicidad y la televisión. Se multiplican las técnicas entre los esténciles, las fibras de color, las tintas y los “efasages” con utilización de soportes tomados de revistas de decoración o del espectáculo.


 


El Guggenheim adquiere su collage Conflicto Anamórfico Nº 1 La Medida, mediante un regalo de la Fundación Neumann de Caracas.


 


Forma parte de la exposición Art of Latin America since Independence, organizada por Stanton Catlin y Terence Grieder y presentada en la Yale University Art Gallery (New Haven), en The University of Texas Art Museum (Austin), el San Francisco Museum of Art, La Jolla Museum of Art, e Isaac Delgado Museum of Art en New Orleans.


 


Durante sus meses en Nueva York frecuenta a Liliana Porter y Luis Camnitzer. Con ellos trabaja diferentes técnicas de grabado y realiza algunas experiencias gráficas en el contexto del célebre New York Graphic Workshop NY GW.


 


Gana el Premio Especial de Pintura en la III Bienal Americana de Arte de Córdoba con trabajos enviados desde los Estados Unidos. Primera presentación pública en la Argentina de obras de sus nuevas series.


 


1967


Alrededor del mes de abril regresa a Buenos Aires.


 


Es incluido en la exposición Surrealismo en la Argentina, organizada por Aldo Pellegrini en el Instituto Di Tella y es invitado a participar en el Premio Palanza.


 


Realiza en el Di Tella una exposición individual, Blanco & Negro. Obras recientes de Jorge de la Vega en el Instituto Di Tella. Esta muestra marca su reinserción en Buenos Aires, después de dos años de ausencia. La visitan casi veinte mil  personas en tres semanas.


 


Trabaja, junto con Federico González Frías, en una historieta para el número 1 de Cuadernos de Mr. Crusoe, que se publica en el mes de noviembre.


 


Ingresa a la colección del MoMA de Nueva York con uno de sus grabados realizados en el NY GW.


 


1968


Se multiplican sus acrílicos sobre tela en blancos y negros.


 


Muestra en la galería Guernica obras sobre papel de las series “Invitación”, “Intrusión” e “Indiferencia”.


 


A su actividad como pintor se suman sus trabajos como cantautor y compositor. A fines de septiembre, mientras graba su primer disco, realiza un espectáculo musical con Nacha Guevara y Carlos del Peral en el Teatro Regina, con el título Hay que meter la pata. En el mes de octubre presenta en Bonino, durante quince días, su disco El gusanito en persona. “De la Vega. Expone canciones” es el título elegido.


 


En noviembre inaugura una muestra individual en el Instituto General Electric de Montevideo.


 


 


1969


Realiza un espectáculo musical en el Centro de Experimentación Audiovisual (CEA) del Instituto Di Tella junto a Marikena Monti y Jorge Schussheim, con el título Canciones en informalidad. Al finalizar estas presentaciones, Gerardo Mazur los contrata para presentarse en el auditorio del SHA. La aceptación del público prolonga las presentaciones durante todo el año y parte de 1970. En El Galpón de Santa Fe monta el espectáculo-exposición Pintura vs. Canciones.


 


Es invitado a integrar el envío argentino para la X Bienal Internacional de Arte de San Pablo. La idea de De la Vega era presentar quince acrílicos de medidas variables de la serie “Rompecabezas”, junto con sus canciones. Un artículo  aparecido en la revista “Panorama”, cuestionando la modalidad de su envío e incluso su elección, lo llevó a desistir sobre su participación.


 


En octubre se inaugura, sobre la calle Reconquista al 800 en Buenos Aires, el Bárbaro, bar pensado y decorado por Noé y cuyo nombre es propuesto por De la Vega. Las dos vidrieras a la calle estaban pintadas por Deira y por De la Vega. Cuando el Bárbaro se muda a la calle Tres Sargentos, las vidrieras desmontadas son instaladas en el interior del bar.


 


El MoMA incorpora por donación dos de sus dibujos neoyorquinos realizados con fibras de color y tinta.


 


1970


Participa invitado en La Fusa de Punta del Este, como consecuencia de sus presentaciones, el año anterior, en La Fusa de Buenos Aires.


En septiembre se realiza una exposición individual en la Galería Carmen Waugh,  donde presenta su Rompecabezas formado por piezas movibles de 100 x 100, y un show con sus canciones, tres veces a la semana. El título fue Exposición-Concert de Jorge de la Vega.


 


Comienza a trabajar como creativo en la empresa Cicero Publicidad.


 


1971


Se presenta en La Fusa de Mar del Plata. Participa en el teatro SHA en el espectáculo Canciones Marginales junto a Susana Rinaldi, Facundo Cabral, Edmundo Rivero, Schussheim y el cuarteto Cedrón. Trabaja en su disco El viejo de la galera, que graba pero nunca llega a editar.


 


Adhiere a la Contrabienal de San Pablo realizada por el Museo Latinoamericano (grupo de artistas residentes en Nueva York) y el MICLA (Movimiento de Independencia Cultural Latinoamericana) en formato de publicación con la participación de artistas, críticos e intelectuales.


A fines de junio participa de la experiencia colectiva organizada por Noé en Carmen Waugh, bajo el título El placer de pintar.


En una pequeña nota en la revista “Gente” del 15 de julio, en ocasión de su participación en El placer de pintar, cuenta que está escribiendo un libro de cuentos ilustrados y haciendo música electrónica.


 


El 26 de agosto muere en Buenos Aires a los cuarenta y un años.


 


El 28 de octubre se inaugura Homenaje a Jorge de la Vega, una exposición individual organizada por Carmen Waugh en su galería de la calle Florida.


 


Entre las muestras individuales más importantes que se han realizado de su obra en los últimos treinta años podemos mencionar: Galería Conkright, Caracas (1973); Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires (retrospectiva, 1976); Galería Arte Nuevo, Buenos Aires (1978); Galería Scheinsohn, Buenos Aires (1979); Galería Vermeer, Buenos Aires (pinturas y dibujos de los 60, 1981); Ruth Benzacar Galería de Arte, Buenos Aires (obras 1963-65, 1991); Centro Cultural Borges, Buenos Aires (obras 1961-1970, 1995); Fundación Arte y Tecnología, Madrid (obras 1948-1970, 1996); Ruth Benzacar Galería de Arte, Buenos Aires (obras 1966-1971, 2000).


 


Entre las exposiciones históricas del grupo Nueva Figuración, recordemos: Fundación San Telmo, Buenos Aires (1981); Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires (1985); 18ª Bienal de San Pablo (1985);  Giácomo Lo Bue, Mendoza (1985); Ruth Benzacar Galería de Arte, Buenos Aires (1986); Galeria do Instituto Cultural Brasil-Argentina, Río de Janeiro (1987); Galería Jorge Mara, Buenos Aires (1989); Centro Cultural Recoleta, Buenos Aires (1991).


 


Desde 1972, sus obras han sido incluidas en las principales exposiciones colectivas de arte argentino y latinoamericano realizadas en el exterior. Entre otras ciudades, Nueva York, Miami, México, Sevilla, París, Colonia, Austin, Phoenix, Bogotá, Caracas, Oxford, El Paso, Boston, Indianápolis, San Pablo, Porto Alegre, Roma, Barcelona y Madrid.


 


En septiembre de 2000, el hijo del artista, Ramón de la Vega, y la galería Ruth Benzacar presentan una re-edición limitada en CD de su disco El gusanito en persona.