Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Películas proyectadas

Feel Like Going Home. Dirección: Martin Scorsese. Libreto: Peter Guralnik. Fotografía: Arthur Jafa. Fotografía adicional: Lisa Rinzler. Montaje: David Tedeschi. Productor: Sam Pollard. Productor asociado: Salimah El-Amin.
Entrevistas con Corey Harris, Taj Mahal, Otha Turner, Pat Thomas, Sam Carr, Dick Waterman, Ali Farka Toure, Aviv Koité, Salif Keita, Toumani Diabata.
Músicos invitados: Corey Harris, Taj Mahal, Otha Turner, Ali Farka Toure, Aviv Koité, Salif Keita, Willie King, Keb’ Mo’.
Archivo: Son House, Muddy Waters, John Lee Hooker, Johnny Shines, Lead Belly.
Duración: 89’.

Martin Scorsese: A fines de los años sesenta comenzó a expandirse la necesidad de encontrar las raíces de la música popular. En todo el país la gente fue descubriendo el blues y el género superó el nicho del público especializado. En aquel entonces, la música no estaba tan disponible como ahora. Había que buscar intensamente algunos títulos y otros aparecían en reediciones o antologías. El blues tenía una mística tan poderosa que ciertos nombres estaban súbitamente en el aire y uno tenía que buscar sus discos, nombres como el de Son House, que escuché por primera vez cuando estábamos compaginando Woodstock. Fue Mike Wadleigh, el director, quien trajo una grabación suya. Alguien que escuchó cantar a Caruso dijo que lo conmovió tanto que su corazón se estremeció. Así me sentí la primera vez que escuché a Son House. Fue una voz y un estilo que parecía venir de muy, muy atrás, de algún otro tiempo y lugar muy lejano. Casi un año después hubo otro nombre: Robert Johnson. Otra voz antigua, otra experiencia que sacudió mi alma.
Durante la última década, esta búsqueda de raíces históricas fue encontrando su camino en mi cine. Hice dos documentales sobre la historia del cine y decidí hacerlos desde lo personal en lugar de buscar una perspectiva estrictamente histórica. Me pareció que esa era la mejor manera de trabajar. Los maestros de quienes más aprendí fueron siempre los más apasionados, los que tenían una conexión personal profunda con el material. Para la serie sobre el blues decidí hacer algo parecido.
El proyecto comenzó cuando la productora Margaret Bodde y yo estábamos trabajando en un documental con Eric Clapton titulado Nothing But the Blues, donde combinábamos material de Eric interpretando clásicos del blues con material de archivo de músicos más viejos. Todos quedamos sorprendidos por el poder elemental y poético de estas yuxtaposiciones: parecía un modo simple y al mismo tiempo elocuente de expresar la atemporalidad de la música. También nos dio un modo de tratar la historia del blues en términos cinematográficos. Así que pareció una progresión natural pedir a varios directores que admiro, cada uno de los cuales tiene una profunda conexión con la música, que hicieran su propia exploración personal de la historia del blues. Al hacer que cada uno de ellos abordara el tema desde su propia y singular perspectiva, supe que obtendríamos algo especial, no un árido recitado de hechos sino un mosaico genuinamente apasionado.
Con respecto a mi propio film, que fue el primero de la serie, la idea fue llevar al espectador a peregrinar por el Mississippi y luego al África, junto con un magnífico músico joven de blues llamado Corey Harris. Corey no es sólo un gran intérprete sino que además conoce muy bien la historia del blues. Lo filmamos en Mississippi hablando con algunas de las figuras legendarias que todavía viven y visitando algunos de los lugares donde se hacía música. Esta sección culmina en un encuentro con el gran Otha Turner, sentado frente a su casa en Senatobia, cerca de su familia y tocando su flauta de caña. También tuvimos la suerte de filmar el magnífico concierto de Otha en noviembre de 2001 en St. Ann’s, Brooklyn, que creo fue su última actuación registrada en cine. Luego parecía algo natural rastrear la música hasta África Occidental, donde Corey encontró y tocó con artistas extraordinarios como Salif Keita, Aviv Koité y Ali Farka Toure. Es fascinante escuchar los vínculos entre la música norteamericana y la africana, ver las influencias que circulan en ambas direcciones, a través del tiempo y el espacio.

.........................................................................................................................................

Entrada general: $8

Estudiantes y Jubilados: $4 (con acreditación)

 Jueves 6 de enero de 2005 a las 18:00
 Viernes 14 de enero de 2005 a las 22:00
 Domingo 23 de enero de 2005 a las 22:00
 Jueves 27 de enero de 2005 a las 23:55
 Miércoles 13 de enero de 2010 a las 18:30
 Miércoles 20 de enero de 2010 a las 18:30
 Miércoles 27 de enero de 2010 a las 18:30