Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Programación pasada

Cortometrajes del Canadá – Durante varias décadas, los documentales que producía el National Film Board del Canadá, distribuidos gratuitamente a través de sus embajadas alrededor del mundo, fueron no sólo un modo práctico y eficaz de difundir la propia cultura, sino también una verdadera influencia sobre futuros documentalistas. Se exhibirán los siguientes films:

Paul Tomkowitz: Street Railway Switchman (1953, 9’) de Roman Kroitor. Este fue uno de los primeros y más importantes retratos humanos que salieron del NFB. Modesto empleado de una empresa de tranvías, Paul Tomkowicz pasa su vida limpiando la nieve de los rieles, único modo de evitar que ésta, al congelarse, impida los cambios de vía y provoque accidentes. Por el estilo de su abordaje, el film tiene una notoria modernidad y al mismo tiempo es un evidente vínculo con la producción de la Escuela Documental Inglesa, que en ese entonces era el modelo del NFB.
La lutte (1961, 28’) de Michel Brault, Claude Jutra, Marcel Carriere y Claude Fournier. Una obra maestra de media hora, que se logró cuando cuatro de los realizadores más sofisticados del NFB decidieron llevar a la práctica, con técnicas del cinéma-verité, un célebre ensayo de Roland Barthes sobre la lucha libre.
Lonely Boy (1962, 27’) de Wolf Koenig y Roman Kroitor. Primero parece ser un documental celebratorio del cantante y compositor canadiense Paul Anka, que en ese momento estaba en la cima de su popularidad. Enseguida se revela una intención más profunda, lograda con absoluta transparencia mediante los propios testimonios del cantante y el módico acceso que permitió a los realizadores durante una gira.
Euphoria (1968, 9’) de Arnold Saba. Es un curioso ejemplo de cine experimental que celebra sin muchos disimulos la cultura hippie y el consumo de drogas. Fue parte de un período más bien contracultural, que el NFB no está muy interesado en recordar en la actualidad. Su realizador llegó después a ser un célebre creador de comics, cambió de sexo, y con el nuevo nombre de Katherine Collins sigue siendo tan subversiva como cuando hizo Euphoria.

 Sábado 16 de octubre de 2010 a las 15:00