Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Programación pasada


Film del mes LII
Bye Bye Life, de Enrique Piñeyro


El film da cuenta de los últimos días de Gabriela Liffschitz, escritora y fotógrafa que se sometió a una mastectomía después de que se le diagnosticara un cáncer de mama; fue justamente este evento el que dispararía el período más creativo de su vida. Al poco tiempo de la operación publicó un libro de autorretratos con un ligero tinte erótico, aunque sin apelar a la cirugía reconstructiva.
En nuestro primer encuentro de diciembre de 2003 acordamos colaborar en un guión cinematográfico que narrara su historia, en el contexto de la sociedad argentina en la cual la cirugía estética tiende a rediseñar el cuerpo humano, la mayoría de las veces con resultados patéticos y hasta con secuelas graves.
En ese momento Gabriela tenía metástasis en los huesos pero parecía que la quimioterapia estaba surtiendo efectos positivos. En el peor de los casos, tenía una expectativa de vida de más de un año. Lamentablemente, los acontecimientos se desarrollaron de manera imprevista, y en nuestro segundo encuentro Gabriela me dijo que sólo contaba con unos pocos días más, ya que su hígado había sido tomado por el cáncer que se extendía. Ella había escrito cuatro escenas, y decidimos que lo mejor que podíamos hacer era filmarlas mientras aún estuviera presente. Así lo hicimos.
Filmamos con dos cámaras HD, una sobre los actores y la otra enfocada sobre el set en el cual Gabriela y yo dirigíamos a los actores. Alcanzamos a filmar cuarenta horas durante el fin de semana. Al día siguiente tuvimos la cena de fin de rodaje, y para ella esa fue literalmente la última cena. A la mañana siguiente entró en un coma irreversible, y 48 horas después murió.
Las escenas escritas por Gabriela retratan momentos en el hospital la noche previa a la operación, su regreso a casa, y su primer relación sexual esa misma noche con los vendajes aún puestos y con restricciones en los movimientos que puede realizar.
A partir de aquí, su firme deseo de participar activamente en las decisiones relacionadas con su tratamiento deviene en una relación muy compleja con los doctores que la atienden, quienes finalmente terminan por aceptar su voluntad de ser escuchada en el proceso de toma de decisiones. En un desenlace cordial, hasta se permite bromear sobre los esfuerzos de los médicos por evitar la palabra muerte.
En una de sus entrevistas conmigo acepta la sugerencia de usar Bye Bye Life como título. A partir de allí nos centramos en los últimos cuatro días de Gabriela y sus esfuerzos por filmar una película sabiendo que ya no le queda mucho tiempo. En las últimas etapas de su viaje vemos su aceptación, su enojo, pero por sobre todas las cosas su lucidez respecto de cuán cerca está el final, y cual es la mejor manera de pasar esos pocos días. Ni entregarse al descontrol de sus días de juventud, ni bajar los brazos, simplemente llevar la vida normal de todos los días hasta el último minuto posible. “Mientras esté viva no estoy muerta, y en tanto no esté muerta seguiré viviendo”. Con frecuencia hace gala de un humor negro que la ayuda a evitar sentimientos de lástima sobre sus últimos días.




FICHA TECNICA
Dirección y guión
Enrique Piñeyro
Producción Ejecutiva
Verónica Cura
Dirección de Fotografía
Marcelo Lavintman
Montaje
Jacopo Quadri
Sonido
Guido Beremblum
Arte/Vestuario
Soledad Cancela
Peinado/Maquillaje
Ricardo Molina
Producción
Aquafilms
Elenco
Mausi Martinez
Gabo Correa
Alejandro Awada
Jessica Becker
Milagros Gallo
Vanesa Weinberg

Argentina, 2008

 Viernes 4 de junio de 2010 a las 20:00
 Sábado 5 de junio de 2010 a las 20:00
 Viernes 11 de junio de 2010 a las 20:00
 Sábado 12 de junio de 2010 a las 20:00
 Viernes 18 de junio de 2010 a las 20:00
 Sábado 19 de junio de 2010 a las 20:00
 Viernes 25 de junio de 2010 a las 20:00
 Sábado 26 de junio de 2010 a las 20:00