Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Películas proyectadas

John Ford

El novato del año (Rookie of the Year, EUA-1955) c/John Wayne, Vera Miles, Pat Wayne, Ward Bond, James Gleason. 25’.
Un periodista deportivo sospecha que un nuevo talento del baseball es, sin saberlo, el hijo de un gran ex jugador y se propone investigar el tema, seguro de que se trata de una importante primicia. Mientras estaba rodando Más corazón que odio, John Ford tomó parte de su elenco y dirigió esta breve historia sobre baseball para la serie de episodios unitarios Screen Directors Playhouse. Además de constituir un rarísimo ejemplo de su breve obra televisiva (que realizó con el mismo rigor que cualquiera de sus films), este corto es de particular importancia porque anticipa la cuestión central de su obra maestra El hombre que mató a Liberty Valance: cuando la leyenda se vuelve realidad, hay que imprimir la leyenda.

Alfred Hitchcock

Alfred Hitchcock presenta: El apostador (Alfred Hitchcock Presents: The Horse Player, EUA-1961) de AH, c/Claude Rains, Ed Gardner, Percy Helton, Kenneth McKenna. 25’.
A partir del éxito de la serie de TV Alfred Hitchcock presenta, que luego se transformó en La hora de Alfred Hitchcock, el director británico se transformó en una superestrella mediática, gracias al tono disparatado del que hacía gala como presentador de cada capítulo. A lo largo de las diez temporadas que duró la serie, su presencia y su nombre en los títulos disimularon el hecho de que el verdadero talento creativo de la serie no era él sino la productora Joan Harrison. Este episodio fue uno de los pocos que Hitchcock decidió dirigir personalmente y resulta curioso que para hacerlo eligiera un tema alejado del suspenso, aunque próximo tanto a su sentido del humor como a su formación católica. El capítulo trata sobre un sacerdote que tiene problemas para reparar su iglesia, hasta que conoce a un extraño personaje que le ofrece una solución poco ortodoxa. Alguna vez Hitchcock escribió a François Truffaut que se sentía preso de los thrillers de suspenso –decía que el público nunca le permitiría hacer otra cosa- y que envidiaba la libertad de Truffaut para elegir sus temas. Esta divertida parábola mística le permitió apartarse brevemente del género, desplegar su gusto por el humor excéntrico y volver a trabajar con el gran Claude Rains.

 Viernes 21 de noviembre de 2008 a las 20:00
 Sábado 22 de noviembre de 2008 a las 17:00
 Domingo 30 de noviembre de 2008 a las 16:00