Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Programación pasada


Espacio ADF
Como pasan las horas, de Inés de Oliveira Cézar


Una entrevista a Gerardo Silvatici (ADF) a propósito de su trabajo fotográfico en “Como pasan las horas”, de Inés de Oliveira Cézar: La película está firmada en formato 2.35:1 porque, desde un principio, la vimos así con la directora [Inés de Oliveira Cézar]: en panorámico. No hubo lugar a dudas. Porque en la historia de esta pareja hay un relato de opuestos generado, en la pantalla, en los laterales contrarios. Hay una distancia que se puede contar en 2.35:1, y no en un formato cuadrado o semi-cuadrado, rectangular. De ahí que, originalmente, la película tenía muchas cámaras móviles generadas con Steadicam, el cual finalmente nunca se usó. Porque ya de por sí, el formato 2.35:1 es un punto de vista único donde el espacio se genera dentro de la pantalla, y no necesitás mover la cámara.
En algunos casos reencuadré con pequeños paneos, pero mayormente no los necesité: los actores recorren la pantalla de lado a lado; se ubican en uno de los extremos, mientras muevo la cámara 360º, o iba desde un primer plano a otro, aprovechando los tiempos que genera el espacio entre los personajes.
La puesta fue realizada como una película in situ. Era un guión literario, poético. Es una película que está básicamente fundamentada en la poética. El pedido de la directora fue que, conjuntamente, teníamos que hacer una película de imagen. De ahí el tratamiento óptico particular de la imagen y el 2.35:1: para que se genere en el espectador una sensación que vaya más allá de lo que cuenta la historia.
El tratamiento óptico comenzó a través de un espejo cóncavo y convexo. Ya casi había mandado a fabricar uno, pero el problema era que en la playa era prácticamente imposible de usar:, así que lo más similar fue trabajar con un lente anamórfico.
Si la deformación óptica genera una sensación en el espectador, para mí es suficiente. Creo que se genera lo que yo tenía en mi cuerpo y no lo que tenía en mi mente, porque poner el lente en cada toma era un parto
Muchas veces Inés quería filmar “tomas únicas”. Quería que, pasase lo que pasase en la toma, eso fuese lo que quedase.
La escena de la pareja en la cocina (donde paneo de él a ella), también está hecha con tomas únicas, casi fue filmado 1 a 1… arranqué desde el plano de él y dejé que pase el tiempo... que pase el tiempo... que pase el tiempo, y cuando sentía que tenía que panear, me iba a ella, y lo hice así. Y esa toma tiene un tiempo -un tiempo dado por mí, donde se genera otra cosa dentro del espacio. Cada vez que veo esa toma es como si me identificara en la película. Porque de alguna manera esos tiempos son mis tiempos, y pueden ser diferentes a los de otro.
Como Inés dice, “fue un devenir de situaciones paralelas y encontradas”. Creo que todos tocábamos la misma sintonía. La película se generó desde el mismo lugar. Las discusiones que hubo fueron para generar sobre lo ya dicho: cada uno que tiraba una propuesta, el otro generaba sobre ella y de ahí se potenció la película.
Fotográficamente, trabajamos la película en 3 partes: el comienzo (cuando el personaje de Roxana toca el piano), que es un tratamiento anamórfico para darle una introducción a la película; luego la secuencia con su marido en la casa de ambos -que se cuenta de manera absolutamente naturalista; y, a partir que ellos se separan, hay una situación de relato alterno / paralelo entre los autos (él está en el auto con el hijo y van a la casa de la playa; ella va a la clínica a buscar a su madre y la lleva a la casa de campo). Lumínicamente, hay dos situaciones de cuento, diferentes: la casa de la playa (un espacio abierto, aireado, luminoso, dentro de los turquesas y los verdes, con mucho cielos) y la casa de campo (dentro de los tonos sepias, cálidos, con un clima de mucha más penumbra). La idea fue hacer tratamientos de imagen diferentes a cada una de esas situaciones.
Nota basada en una entrevista a Gerardo Silvatici (ADF) realizada por Christian Cottet (ADF), Paola Rizzi (ADF) y Ezequiel García en mayo del 2005.


Ficha técnica:

Dirección: Inés de Oliveira Cézar
Guión: Inés de Oliveira Cézar y Daniel Veronese
Producción ejecutiva: Noemí Fuhrer
Fotografía y Cámara: Gerardo Silvatici
Arte: Ailí Chen
Montaje: Ana Poliak
Elenco: Susana Campos, Roxana Berco, Guillermo Arengo, Agustin Alcoba, Pedro Recalde, Javier Fainzaig.

Duración: 85 minutos

 Viernes 25 de julio de 2008 a las 20:00