Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Películas proyectadas

Roy Andersson – rarezas

La obra del sueco Roy Andersson (n. 1943) es en sí misma una rareza, ya que está integrada principalmente por sólo cuatro largometrajes en cuarenta años. Pero además de esos films, Andersson ha logrado trasladar su estilo a la publicidad y también ha realizado –con la misma infrecuencia- algunos cortometrajes.


Showreel, Commercials by Roy Andersson (Showreel, comerciales de Roy Andersson, Suecia-1975 / 1993) 21’.

Something Happened (Algo sucedió, Suecia-1987) c/Klas-Gösta Olsson, Anne Tubin, Lennart Björklund, Sandy Mansson. 24’.

World of Glory (Mundo de gloria, Suecia-1991) c/Klas-Gösta Olsson,Lennart Björklund, Christer Christensen, Bernard Eiger, Rolf Engström. 14’.

Pequeño muestrario del talento de Andersson para la publicidad, los avisos escogidos de Showreel presentan, en único plano general, actores y objetos inmóviles como en un viejo tableaux. Un personaje habla a la cámara, otro le contesta. Fin. A veces el personaje principal comete una torpeza o sufre una humillación, y los demás lo miran, como sin animarse a intervenir. Son situaciones cotidianas, donde el toque absurdo o la cara de nada de los actores generan el humor. Aunque en la misma línea, el multipremiado World of Glory provoca mucho más que sonrisas. Un cuarentón de traje y maletín describe a cámara su espantosa vida promedio. "La atmósfera del film", escribió Ebbe Iversen, "es helada y pesadillesca. No se trata de una crítica social sino que, como un poema, contiene más de lo que el ojo capta inmediatamente: una declaración comprimida sobre una sociedad en la que las personas, a través del hábito y la inercia, siguen viviendo –aunque es obvio que no tienen nada por lo que vivir." Por último, Andersson arremete contra el establishment médico y todos sus absurdos protocolos. Y el resultado tiene, para variar, tanto de pesadilla como de comedia.

 Jueves 17 de abril de 2008 a las 22:15