Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Películas proyectadas

Sexo para todos

El cine de educación sexual tuvo su apogeo más explícito tras la liberación de las costumbres sociales durante las décadas del ’60 y ’70. El origen de su particular estética puede rastrearse en films realizados para prevenir enfermedades, que a menudo ponían en escena sencillas situaciones de ficción con fines didácticos y modelos sin ropa. Es el caso de Breast Self-Examination (1961), producido por la American Cancer Society y protagonizada por el Dr. Emerson Day. En el cine de educación sexual es muy habitual el recurso de dramatizar un problema clínico o psicológico y aplicar a su solución los consejos de un especialista. Un buen ejemplo es Sharing Orgasm (1977), producida por un equipo médico de la Universidad de California.
Es probable que el mayor auteur del cine de educación sexual sea el norteamericano Laird Sutton, un ex pastor metodista que realizó numerosos cortometrajes para el National Sex Forum, una entidad de San Francisco vinculada a ministerios protestantes experimentales. Mientras en el cine de ficción mainstream la idea de “normalidad” sigue siendo representada por la pareja joven, bonita y preferentemente heterosexual, los films de Sutton prueban que el sexo no discrimina: Quiet Afternoon (1974) describe un encuentro interracial (con guitarra y danza contemporánea), Fullness (1976) muestra cómo hay que hacer cuando ella tiene ocho meses de embarazo, A Ripple of Time (1974) narra un encuentro optimista en la tercera edad. En el cine de Sutton se exalta la naturaleza, las flores, la poesía y otros motivos relacionados con la psicodelia, lo que no resulta sorprendente ya que el cineasta experimentaba con LSD desde la época en que todavía era legal.
Aunque algunos films de Sutton rozan lo experimental, ninguno llega al extremo de Near the Big Chakra (1971) de Anne Severson, que reúne treinta y siete vaginas en primer plano, de toda raza y edad. “La impresión que logró este film, su impacto, ha sido enorme”, declaró la realizadora Agnes Varda. “Es una aproximación nueva a nuestra femeneidad”.

 Miércoles 12 de abril de 2006 a las 23:55
 Miércoles 19 de febrero de 2014 a las 18:30
 Miércoles 26 de febrero de 2014 a las 18:30
 Miércoles 19 de marzo de 2014 a las 18:30
 Miércoles 26 de marzo de 2014 a las 18:30