Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Películas proyectadas

Aujourd’hui, dis-moi/ dis moi
(Hoy, dime/ dime,Francia, 1982)

Película realizada para la serie de televisión Grand-mères [Abuelas], propuesta por Jean Frapat. Fotografía y cámara: Maurice Perrimond, Michel Davaud, Francis Lapeyre, Montaje: Francine Sandberg, Agnès Poullin, Sonido: Xavier Vauthrin, André Siekierski, Producción: Michèle Boig, Institut National de l’Audiovisuel (INA), Con: Chantal Akerman. 45´

Chantal Akerman parece tomar al pie de la letra el título de la serie televisiva propuesto por Jean Frapat, “Grand-mères” [abuelas], en plural: dado que no se tratará de ir a filmar a su abuela para hablar de sus cuestiones familiares, para decirse (“dime”), sino de un mismo movimiento de visitar y de evocar abuelas. Las tres entrevistas se suceden alrededor de una figura ausente, la abuela materna de Chantal Akerman, deportada cuando tenía treinta años.
Estas mujeres no son elegidas al azar: judías, todas ellas han experimentado la migración de países del este hacia Francia, y a su vez la deportación. Pero el gesto de Akerman no es generacional, ella no intenta dibujar el retrato de su abuela mediante trayectos que se le acerquen. Más bien lo contrario, no cesa de mezclar las generaciones: las tres mujeres no tienen la misma edad, una incluso parece joven para ser abuela, las tres se entretienen con su relato sobre generaciones diferentes.

En “Aujourd’hui, dis-moi/ dis moi“ Por Stéphane Delorme.**



Les trois dernières sonates de Franz Schubert
(Las tres últimas sonatas de Franz Schubert, Francia, 1989

Dirección de fotografía: Jean Monsigny, Jacques Pamart, Michel Lecocq,
Montaje: Francine Sandberg, Sonido: Xavier Vautrin asistido por Pierre Collodin, Franck Mercier, Productor: INA, Con: Alfred Brendel. 49’

Dispositivo minimalista y transparente de la escucha a la que se somete la cineasta: el gran pianista Alfred Brendel ejecuta las sonatas de Schubert y es filmado o bien en plano entero, de perfil, o bien en primer plano, con la cara frente a cámara. No solamente se trata de no distraer la escucha, de no agregar otros contenidos a la música, sino también de revelar, únicamente a través del poder del registro, cómo la música resuena en el cuerpo de su intérprete.**

 Domingo 17 de abril de 2005 a las 16:15
 Viernes 17 de diciembre de 2010 a las 19:00