Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Películas proyectadas

Godfathers and Sons

Marc Levin: Lo singular de esta serie de documentales es que posee una narrativa histórica sobre el blues pero, lejos de ser un acercamiento tradicional, todos estos directores se concentraron en una parte de esa historia y luego se lanzaron a personalizarla.
El primer álbum de Paul Butterfield Blues Band me introdujo en el blues de Chicago durante el verano del 65. Solíamos mirar la tapa de ese álbum que mostraba a una de las primeras bandas interraciales. Sam Lay, el baterista negro, era “Aquello a lo que nosotros queríamos parecernos”. Entonces, con este film tengo que ir hacia atrás, a donde todo empezó.
Para mí, el rock and roll comienza con el sonido de Chess Records –Muddy Waters, Howlin' Wolf, Little Walter, Koko Taylor, Chuck Berry, Bo Diddley. El mundo entero era una revelación para mí. Yo tenía trece, catorce años y escuchaba rock and roll, pero no me daba cuenta de dónde provenía.
Marshall Chess, el hijo del cofundador de Chess Records, Leonard Chess, ha sido obviamente expuesto desde muy joven a todos esos grandes artistas del blues. Él tuvo que calmarse siendo el manager de The Rolling Stones por diez años. La historia que contamos en la película es su historia personal, la historia de su familia, que abarca a toda esta gran música y se enlaza con la generación más joven de hoy. Queríamos darle vida a esta música, no tratarla como una cosa del pasado.
Marshall me llamó un día y me dijo: “No vas a creerlo, pero acabo de recibir un e-mail de Chuck D. Él leyó Spinning Blues into Gold, el libro sobre la familia Chess que escribió Nadie Cohodas. Y me dice: ‘Fue Electric Mud –el álbum de blues-rock de Muddy Waters producido en 1968 por Marshall– el que me metió en esto. Escuché que vas a hacer este film tratando de conectar el blues y el hip-hop, y me anoto’”. Este fue literalmente un acto del destino, y fue el incidente que dio inicio a Godfathers and Sons. Lo que hizo personal a este film fue no sólo la historia intergeneracional, sino que es una historia de familia, de blancos y negros, de negros y judíos. Es una combinación de todas estas conexiones, pero está hecha de un modo muy real, muy natural, y simplemente sucedió. No la escribimos. Estuvimos buscándola, imaginándonos cómo sería. Pero Chuck D. se sentó un día en su teclado y envió ese mensaje al ciberespacio, así empezó todo.
Cuando comenzamos a hablar del film, pensamos sobre la conexión entre el blues y el hip-hop. Entre rock and roll y blues es fácil, y hay muchos films y libros sobre esta conexión. Los hombres del blues fueron los padres, y los amantes del rock fueron los hijos. Pero, de algún modo, los nietos se perdieron, porque el hip-hop fue algo totalmente nuevo y no fue construido sobre una guitarra eléctrica. Fue construido sobre platos giradiscos y beats, sobre tecnología digital y, entonces, me pregunté ¿cuál es realmente la conexión? Entonces, en el film puse esa escena en Blues and Jazz Record Mart, donde Juice está mirando las tapas de los viejos álbumes y uno comienza a mirar a las personalidades, comienza a ver las historias que están siendo contadas. Y se advierte que hoy pasa lo mismo con la música rap.
Cuando Louis Satterfield dice, “Mi abuela no quería que yo hiciera música porque no quería que les tocara blues”, es porque era la música del diablo y era todas esas cosas que tus padres no querían que hicieras, como el hip-hop y el rap. Comienzas a ver las semejanzas entre los diferentes tipos de música, y ves que todas las generaciones tuvieron que encontrar su propio sonido. En el mundo en el que vivimos hoy, que es tan instantáneo, hay chicos allí afuera que ni siquiera conocen quién es Chuck D. Nos movemos tan rápido que podemos perder el sentido de la historia. No me había dado cuenta de que Chuck D era un musicólogo y un historiador, y que también tiene un tremendo interés en encontrar estos paralelos. Todas las generaciones tratan de encontrar su sonido auténtico. Eso fue lo que encendió la imaginación de mi generación y esta generación apenas está comenzando, es una suerte de trabajo hacia atrás, tiene funk y soul, y ahora está por descubrir el blues, la fuente.
Siempre he creído que el blues y el jazz tienen una estética: encontrar la continuidad en el caos, encontrar la inspiración y dejarlo ir. Eso me influenció profundamente como realizador. En otras palabras, eso es lo que todo el mundo trata de alcanzar: ¿Qué es lo real? Al final, hay algo espontáneo y vivo que te moviliza. Como dijo Willie Dixon: “El blues es la raíz y todo lo demás son sus frutos”.



Dirección: Marc Levin. Fotografía: Mark Benjamin. Montaje: Bob Eisenhardt. Producción: Daphne Pinkerson, Marc Levin. Productor asociado: Dan Luskin. Entrevistas: Marshall Chess, Chuck D., Jamar Chess, Phil Chess, Koko Taylor, Magic Slim, Coomon, Sam Lay, Morris Jennings, Phil Upchurch, Louis Satterfield, Gene Berge, Peter Cosey, Kyle, Juice, Bob Koester. Músicos invitados: Ike Turner, Pinetop Perkins, Otis Rush, Koko Taylor, Chuck D., Common, Sam Lay, Lonnie Brooks, Smokey Smothers, Magic Slim, “Electric Mud Band”, Peter Cosey, Phil Upchurch, Louis Satterfield y Morris Jennings, Kyle, Rahzel y Ahmir. Archivo: Paul Butterfield, Bo Diddley, Sonny Terry & Brownie McGhee, Muddy Waters, Sonny Boy Williamson, Howlin’ Wolf.

 Viernes 4 de marzo de 2005 a las 20:00
 Viernes 11 de marzo de 2005 a las 20:30
 Viernes 18 de marzo de 2005 a las 18:00
 Viernes 25 de marzo de 2005 a las 20:15
 Lunes 19 de julio de 2010 a las 18:00
 Miércoles 21 de julio de 2010 a las 16:00
 Lunes 26 de julio de 2010 a las 18:30
 Miércoles 28 de julio de 2010 a las 16:00
 Lunes 2 de agosto de 2010 a las 18:30
 Miércoles 4 de agosto de 2010 a las 16:00
 Lunes 9 de agosto de 2010 a las 18:30
 Miércoles 11 de agosto de 2010 a las 16:00