Malba - Fundación Costantini - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Icono FACEBOOK Icono Twitter Icono Pinterest Icono YouTube Icono RSS Icono RSS Icono RSS Icono RSS
Icono Malba en vivo
Bookmark and Share
 
malba.cine | Programación pasada
¡Locura!
Indagaciones sobre la sinrazón en el cine



Los locos han interesado desde siempre a los cineastas, en buena media porque le resuelven problemas al guionista: cuando hace falta desarrollar
arduas explicaciones para dar cuenta de una determinada conducta, se resuelve que ésta ha sido provocada por la locura y todo queda aclarado. A
los locos nadie les pide otra motivación que su propia condición de tales.
Pero el universo de la locura no ha llegado al cine sólo para facilitar la tarea de cineastas perezosos. A lo largo del mes de junio, malba.cine exhibirá 44 largometrajes que representan los más diversos abordajes del tema y se advertirá que este imaginario cinematográfico de la locura pocas veces tiene algo que ver con la realidad: la mayoría de las veces la pérdida de la razón es utilizada para dar rienda suelta a la fantasía y dar alguna forma a ese reverso oculto del conocimiento que, se supone, la locura
libera. El espectador consecuente encontrará, a lo largo del mes, locos de los cuales ha dependido el destino de un imperio, cómicos que han hecho un
estilo de la locura, asesinos seriales cuyos crímenes sólo resultan concebibles si los creemos locos, actores que se han acercado demasiadas veces a la locura, locos y locas cotidianos, de café o de sobremesa, loco tú, loco yo, loco él, locos nosotros, vosotros y ellos.


1- Médicos y enfermos

La identificación del loco viene sucedida por el concepto de asilo o manicomio, espacio de aislamiento y represión. Algunos de los films más respetables sobre el tema se han hecho para denunciar las políticas sanitarias, el frecuente abandono de los enfermos a su destino, la violencia y las prácticas salvajes que, disfrazadas de terapia, se inventaron y se aplicaron a lo largo de los siglos. Esta sección comienza con las monjas poseídas de Loudon (porque cuando los manicomios no se habían inventado, había monasterios) y termina con tratamientos alternativos que, aunque fallidos en el film en cuestión, suponen el intento de abandonar el encierro.

Juana de los Ángeles de Jerzy Kawalerowicz, Frances de Graeme Clifford, Nido de víboras de Anatole Litvak, De repente en el verano de Joseph Mankiewicz, La cabeza contra la pared de Georges Franju, Shock Corridor de Sam Fuller, El gabinete del Dr. Caligari de Robert Wiene, 491 de Vilgot Sjöman.


2- Mujeres al borde

Es curioso pero, en el caso de la locura, el cine ha sido más respetuoso con las mujeres que con los hombres. Cassavetes y Polanski han hecho sobre el
tema dos de sus mejores films y hasta un género trash como el giallo italiano ha demostrado una imaginación sorprendente cuando trató la locura de una muchacha.

Camino del infierno de Luis Saslavsky y Daniel Tinayre, Una mujer bajo influencia de John Cassavetes, Amorina de Hugo del Carril, Acosada de Ralph Thomas, Arde, bruja, arde de Sidney Hayers, Repulsión de Roman Polanski, Todos los colores de la oscuridad de Sergio Martino.


3- El gran miedo

Es evidente que una amplia zona del cine de terror se desarrolló haciéndole mala fama al desequilibrio mental. De la vastísima lista de criminales y asesinos vinculados a la locura en la ficción, hemos leccionado algunos que permiten realizar un cierto recorrido: los protagonistas de films como Los horrores del museo negro o La máscara siniestra son herederos de la tradición del grand guignol y para ellos la muerte llega a ser, digamos, un espectáculo. Lo contrario sucede en obras como El carnicero, donde la perturbación aparece en su forma más trivial y cotidiana.

Los horrores del museo negro de Arthur Crabtree, La máscara siniestra de John Brahm, Al morir la noche de Basil Dearden, Alberto Cavalcanti, Robert Hamer, y Charles Crichton, Escalera de caracol de Robert Siodmak, Si muero antes de despertar de Carlos Hugo Christensen, Peeping Tom de Michael Powell, Psicosis de Alfred Hitchcock, Homicida de William Castle, El psicópata de Freddie Francis, Demencia 13 de Francis Ford Coppola, La espada del mal de Kihachi Okamoto, El carnicero de Claude Chabrol, La mosca de David Cronenberg.


4- Trascendencia del delirio

Ya Erasmo escribió sobre los bufones, locos que hacen reír a los poderosos, y termina su Elogio de la locura con una invitación a entregarse al delirio: "¡Gozad, aplaudir, bebed y vivid!". Para él, los locos "No sólo tienen el mérito de divertirse, bromear, cantar y reír, sino también el de llevar por todas partes el placer, la diversión, la alegría y el gozo, como si los dioses, en un acceso de bondad, los hubieran hecho nacer exclusivamente para alejar la tristeza de la vida humana". Los locos de las películas siguientes
cumplen precisamente esa función.

La strada de Federico Fellini, Una noche en la ópera de Sam Wood, Zvenigora de Aleksandr Dovzhenko, Estamos todos locos de Terry Jones.


5- Locura en tiempos de guerra

Disparate crónico de la humanidad, la guerra pasa dejando un extenso rastro de locura que la sobrevive. Eso se advierte en las películas de esta sección:

El huevo de la serpiente de Ingmar Bergman, Infierno en el Pacífico de John Boorman, El desconocido de San Marino de Michel Waszynski y Vittorio Cottafavi, El verdadero fin de la guerra de Jerzy Kawalerowicz, El extraviado de Peter Lorre.


6- El reino del revés

Los argentinos estamos acostumbrados a vivir bajo el gobierno de la locura, pero parece que eso no sucede en otros países, donde los locos al poder sólo han sido excepciones inquietantes sobre las que se Justifica, por ejemplo, hacer películas.

Calígula de Tinto Brass, Quo Vadis? de Georg Jacoby, Catalina la Grande de Paul Czinner, La locura del Rey George de Nicholas Hytner.


7-Arturo de Córdova contra todos

El actor mexicano Arturo de Córdova tuvo una carrera extensa e internacional y fue estimado como galán romántico. Pero tanto en su país como en México o
Argentina hizo, una y otra vez, personajes sacudidos por diversas formas de la locura, casi siempre alterando su identidad de algún modo extraño. Esta
verdadera rareza del cine latinoamericano seguramente merece un mejor desarrollo en otro momento, pero basten como ejemplo los tres siguientes:

Él de Luis Buñuel, Cuando levanta la niebla de Emilio Fernández, Los peces rojos de José Antonio Nieves Conde.





L I S T A   D E   P E L I C U L A S
Juana de los Ángeles
(1961) de Jerzy Kawalerowicz. 105'.
Jueves 9 de junio de 2005 a las 20.15

Frances
(1982) de Graeme Clifford. 140'.
Jueves 16 de junio de 2005 a las 18.30

Nido de víboras
(1948) de Anatole Litvak. 108'.
Jueves 2 de junio de 2005 a las 20.00

De repente en el verano
(1959) de Joseph Mankiewicz. 114'.
Viernes 3 de junio de 2005 a las 22.00

Shock Corridor
(1963) de Sam Fuller. 101'.
Sábado 4 de junio de 2005 a las 20.00

Amorina
(1961) de Hugo del Carril. 90'.
Domingo 19 de junio de 2005 a las 14.00

Acosada
(1951) de Ralph Thomas. 95'.
Viernes 17 de junio de 2005 a las 14.00

Arde, bruja, arde
(1962) de Sidney Hayers. 90'.
Jueves 2 de junio de 2005 a las 24.00

Repulsión
(1965) de Roman Polanski. 104'.
Sábado 4 de junio de 2005 a las 22.00
Sábado 11 de junio de 2005 a las 16.00

Todos los colores de la oscuridad
(1972) de Sergio Martino. 88'.
Jueves 16 de junio de 2005 a las 24.00

Los horrores del museo negro
(1959) de Arthur Crabtree. 95'.
Viernes 17 de junio de 2005 a las 22.00

La máscara siniestra
(1954) de John Brahm. 72'.
Viernes 3 de junio de 2005 a las 18.30

Al morir la noche
(1945) de Basil Dearden, Alberto Cavalcanti, Robert Hamer, y Charles Crichton. 72'.
Sábado 18 de junio de 2005 a las 16.00

La escalera caracol
(1946) de Robert Siodmak. 83'.
Domingo 5 de junio de 2005 a las 18.30

Si muero antes de despertar
(1952) de Carlos Hugo Christensen. 73'.
Jueves 2 de junio de 2005 a las 18.30

Psicosis
(1960) de Alfred Hitchcock. 109'.
Sábado 18 de junio de 2005 a las 22.00
Viernes 24 de junio de 2005 a las 20.00

Homicida
(1961) de William Castle. 87'.
Viernes 3 de junio de 2005 a las 16.00

El psicópata
(1966) de Freddie Francis. 82'.
Sábado 18 de junio de 2005 a las 24.00

Demencia 13
(1963) de Francis Ford Coppola. 75'.
Sábado 4 de junio de 2005 a las 16.00

La espada del mal
(1966) de Kihachi Okamoto. 121'.
Jueves 23 de junio de 2005 a las 24.00

El carnicero
(1970) de Claude Chabrol. 93'.
Jueves 2 de junio de 2005 a las 16.00
Sábado 4 de junio de 2005 a las 18.30

La mosca
(1986) de David Cronenberg. 100'.
Viernes 10 de junio de 2005 a las 18.30

La strada
(1954) de Federico Fellini. 115'.
Domingo 12 de junio de 2005 a las 16.00

Una noche en la ópera
(1935) de Sam Wood. 92'.
Sábado 11 de junio de 2005 a las 14.00

Zvenigora
(1928) de Aleksandr Dovzhenko. 60'.
Sábado 11 de junio de 2005 a las 21.00

Estamos todos locos
(1983) de Terry Jones. 103'.
Domingo 5 de junio de 2005 a las 14.00

El huevo de la serpiente
(1977) de Ingmar Bergman. 120'.
Viernes 10 de junio de 2005 a las 22.00
Domingo 12 de junio de 2005 a las 18.30

Infierno en el Pacífico
(1968) de John Boorman. 103'.
Viernes 17 de junio de 2005 a las 16.00

El desconocido de San Marino
(1947) de Michel Waszynski y Vittorio Cottafavi. 80'.
Domingo 12 de junio de 2005 a las 14.00

El verdadero fin de la guerra
(1957) de Jerzy Kawalerowicz. 80'.
Viernes 17 de junio de 2005 a las 18.30
Sábado 30 de julio de 2005 a las 18.30

El extraviado
(1951) de Peter Lorre. 97'.
Sábado 18 de junio de 2005 a las 20.00
Domingo 19 de junio de 2005 a las 18.30

Calígula
(1980) de Tinto Brass. 156'.
Jueves 9 de junio de 2005 a las 24.00

Quo Vadis?
(1923) de Georg Jacoby, Arturo Ambrosio y Gabriele D’Annunzio. 80'.
Sábado 11 de junio de 2005 a las 22.00

Catalina la Grande
(1934) de Paul Czinner. 92'.
Jueves 9 de junio de 2005 a las 16.00

La locura del Rey George
(1994) de Nicholas Hytner. 107'.
Viernes 10 de junio de 2005 a las 14.00

Él
(1952) de Luis Buñuel. 100'.
Sábado 11 de junio de 2005 a las 18.30

Cuando levanta la niebla
(1952) de Emilio Fernández. 110'.
Viernes 10 de junio de 2005 a las 16.00

Los peces rojos
(1955) de José Antonio Nieves Conde. 100'.
Sábado 4 de junio de 2005 a las 14.00

La cabeza contra la pared
(1959) de Georges Franju. 95'.
Jueves 2 de junio de 2005 a las 22.00
Viernes 3 de junio de 2005 a las 14.00

Una mujer bajo influencia
(1974) de John Cassavettes. 112'.
Domingo 19 de junio de 2005 a las 16.00